Las fondas del 'dieciocho', celebración por la independencia de Chile

Actualizado 18/09/2016 9:40:11 CET
GETTY
GETTY

   SANTIAGO DE CHILE, 18 Sep. (Notimérica) -

   Durante los días 18 y 19 de septiembre, Chile se convierte en el escenario perfecto para celebrar las famosas Fiestas Patrias, donde todo el mundo se reúne en las fondas para disfrutar de un buen trago de terremoto, empanadas y choripanes.

   Sin lugar a dudas, estas celebraciones son las más populares del país, donde se tiene el interés por destacar la identidad nacional del territorio a partir de las tradiciones que conforman la 'chilenidad', de forma que la música folclore acompaña las cuecas y distintos bailes por todo Chile, que se ve adornado con los colores de la bandera oficial en todos los recintos que lo conforman.

   Al principio, las Fiestas Patrias llegaban a celebrarse durante varios días o incluso semanas pero, en la actualidad, los principales días de festejo son el 18 y el 19 de septiembre, aunque en muchas ocasiones se alargan hacia el fin de semana siguiente, el conocido 'Dieciocho chico'.

   El motivo por el que se celebra este festejo de color es la conmemoración de la Primera Junta Nacional de Gobierno del país, instalada en 1810. La primera vez que se conmemoró este tipo de evento fue al año siguiente, cuando en la Plaza de Armas se llenó de música y fuegos artificiales.

   La Junta se organizó para jurar lealtad al rey absolutista Fernando VII de España, dando el primer paso hacia la independencia de Chile. No obstante, las primeras celebraciones se instalaron también el 12 de febrero --día en el que se declaró la emancipación definitiva del país-- y el 5 de abril, cuando se desató la Batalla de Maipú.

   Unos años más tarde, en 1820, se eliminó el festejo de abril a través del 'Reglamento para solemnizar el Aniversario de la Declaración de Independencia'. Ya entrada la década de los 30, con la llegada del sistema republicano autoritario, también acabaron por borrarse las de febrero, ya que los tres días suponían un importante gasto económico porque siempre se alargaban más allá de las fechas señaladas.

   A pesar de que nunca se registró el 18 como fecha oficial, con el paso del tiempo se convirtió en un día nacional señalado. Ya a finales de los años 90, se estableció la extensión de uno a tres días, hasta el 20 de septiembre. Sin embargo, en 1915 se redujo a las dos jornadas actuales. El 18 se produce la 'Conmemoración de la Independencia Nacional' y un día más tarde, la 'Celebración de todas las Glorias del Ejército'.

LA PRIMERA JUNTA NACIONAL DE GOBIERNO

   La formación de juntas de gobierno fue un procedimiento que realizaron diversas regiones de España durante la independencia de hispanoamérica. Así, se formó como institución de defensa de la monarquía española frente a la invasión de Napoleón Bonaparte pero principalmente sirvió para iniciar el proceso independentista.

   La colonia chilena pertenecía al Imperio español a finales del siglo XVIII y estaba administrada por un gobernador que había designado previamente el rey de España. Sin embargo, las ideas revolucionarias de Francia, junto con la independencia de los Estados Unidos, comenzaron a tener especial importancia en el territorio latinoamericano.

   El país imperial se encontraba sumido en una grave crisis monárquica por la invasión napoleónica y el exilio involuntario del rey absolutista, que fue reemplazado por José Bonaparte. De este modo, la junta se realizó con la intención de mantener la soberanía de Fernando VII.

   Por tanto, esta congregación en la que se había establecido el objetivo de proteger y defender al monarca español no fue sino un paso hacia adelante en la emancipación del país andino, a pesar de su diplomática lealtad al rey.

¿CÓMO SON LAS FIESTAS PATRIAS?

   Como ya se ha visto, a esta celebración nacional chilena no le falta de nada: danzas, rodeos y comida invaden las 'ramadas' en las que abunda el asado, las empanadas, los alfajores artesanales y el mote con huesillo, una bebida refrescante a base de mote de trigo y duranzo --melocotón-- que se suele vender en los puestos de la zona central, norte y sur del país.

   Entre otras bebidas populares, se suele tomar chicha de uva o manzana, piscola o el terremoto, elaborada con vino pipeño, granadina y helado de piña.

   También, hay establecidas distintas actividades oficiales, como el desfile militar o 'parada' y el Te Deum. Éste último es uno de los programas más antiguos en los que participa la Iglesia Católica, y tradicionalmente, se lleva a cabo en la Catedral Metropolitana de Santiago, a la que asisten las autoridades gubernamentales.

   Por su parte, la parada militar es presidida por el presidente de la República y se realiza en el Parque O'Higgins, donde se presentan als tres ramas de las Fuerzas Armadas del país --tierra, mar, aire-- y el cuerpo de Carabineros de Chile. Con el fin del régimen dictatorial de Augusto Pinochet en marzo de 1990, esta celebración ha adquirido un carácter menos militar.

 

Para leer más