Publicado 14/08/2020 18:10CET

El grupo Sambach ofrece este sábado, en Jaca, su fusión de músicas brasileñas con composiciones de Bach

El grupo Sambach ofrece este sábado su fusión de músicas brasileñas con composic
El grupo Sambach ofrece este sábado su fusión de músicas brasileñas con composic - FESTIVAL EN EL CAMINO DE SANTIAGO

JACA (HUESCA), 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El grupo Sambach ofrecerá este sábado, 15 de agosto, en Jaca, un concierto donde se podrá disfrutar de la fusión de músicas brasileñas con composiciones de Johann Sebastian Bach, a las 22.30 horas, en el Palacio de Congresos, actuación dentro del Festival En el Camino de Santiago.

Las entradas están disponibles en www.festivalcaminosantiago.com y en las taquillas del Palacio de Congresos de Jaca el día del concierto, han explicado los organizadores en una nota de prensa.

El grupo está compuesto por Pol Onyate, que se encarga de la dirección artística, piano, teclados, voces y composiciones, Francesc Guzmán, violín y composiciones, y la cantante Carolina Alabau, un equipo de músicos de ambos lados del Atlántico y con recorrido internacional.

El espectáculo que ofrecen incluye proyecciones y una performance interdisciplinar, así como una fusión "pulcra" en referentes de lo más popular y lo más oculto de J.S. Bach y la música brasilera, ha contado la propia formación, que ha dicho que está dirigido a un público amplio y diverso.

De Brasil, se podrán escuchar desde toques de Umbanda, religión brasileña de raíz afrodescendiente, hasta canciones de referentes de la música popular, como João Bosco Milton Nascimento o Chico Buarque, llegando a la música instrumental brasileña de Hermeto Pascoal Egberto Gismonti y al funk carioca.

De Bach, se centrarán en su música para teclado, con obras como el Preludio en re menor del primer libro del Clave bien temperado o la Tocata también en re menor BWV 565, aunque también estará presente su música más orquestal, como el primer número de la cantata número 42, o el segundo Concierto de Brandemburgo, igual que corales como Jesu Meine Freude y su música más popular, como el número siete de la Primera partita en si bemol.