Indio Solari, 70 años de rebeldía y contracultura

INDIO SOLARI
REUTERS - Archivo
Publicado 17/01/2019 9:09:45CET

   BUENOS AIRES, 17 Ene. (Notimérica) -

   Los jóvenes de los años 60 encontraron en el término 'contracultura' la mejor forma de englobar sus líneas de vida y pensamiento: sexualidad, derechos, música y libertad. Este movimiento revolucionario que nació en Estados Unidos bajo el símbolo de la paz y las anchas ropas coloridas se trasladó a todas partes del mundo.

   Uno de estos tardíos aunque privilegiados lugares fue Argentina, lugar donde nació el 17 de enero de 1949 uno de los iconos de la contracultura: Carlos Alberto Solari, más conocido como Indio Solari. Su especial personalidad antimediática es una de sus características más reseñables.

   Para entender su forma de ser basta con remontarse a su infancia, en la ciudad de La Plata (cuna del rock argentino), donde pasó su infancia y su adolescencia 'devorando' libros de poetas beatniks como Jack Kerouac, Lawrence Ferlinghetti y Gregory Corso. La ciencia ficción, el dibujo y la música eran otras de sus principales influencias personales de la época.

   Finalmente, ingresó en el instituto de Bellas Artes, lugar del que fue expulsado a los 19 años ya que, a pesar de que su pasión era la pintura, era uno de los grandes ausentes en las sesiones del curso. No obstante, en la década de los 70 trabajó en un taller de estampado de telas para continuar sus intereses artísticos.

   Por aquel entonces, Solari empezó a ser conocido como 'el Indio' debido a sus comportamientos poco convencionales y su personalidad enigmática. Estos rasgos, acompañados por un gran interés por la lírica única y original, configuraron una de las míticas bandas de rock nacionales: 'Los Redondos'.

PATRICIO REY Y LOS REDONDOS

   Integrada por el Indio Solari como vocalista y Skay Beilinson a la guitarra, sus inicios estuvieron marcados por un repertorio poliédrico que incluía números de ballet y teatro. Sus actuaciones estaban a cargo de Ricardo Cohen como director artístico.

   Fue en 1978 cuando presentaron su forma de entender la música en la capital, Buenos Aires, junto al reconocido guitarrista Conejo Jolivet y el tecladista Roddy Castro. Las salas pequeñas y los pubs underground de la gran ciudad eran los lugares donde los jóvenes podían encontrar a Los Redondos, quienes hicieron un parón de dos años para

   'Patricio Rey y los Redonditos de Ricota', como también era conocida la banda, fue una de las piedras angulares del rock español. Su peculiaridad más distintiva fue la de mantenerse siempre al margen de los medios de comunicación como apoyo fundamental para su promoción o difusión de su trabajo.

   

   A pesar de que nunca participaron en festivales durante sus 25 años de actividad --y, por lo tanto, nunca fueron nominados a ningún tipo de galardón-- recibieron un Diploma al mérito en 1995 por parte de la Fundación Konex, además del Konex de Platino a la Mejor banda de rock.

   El ingenioso fomento del 'boca a boca' entre sus jóvenes hizo que el número de seguidores del grupo comenzara a crecer favorablemente a partir de 1982, publicando dos años más tarde el álbum 'Gulp!'. Sin embargo, no fue hasta el lanzamiento de 'Oktubre' cuando fueron reconocidos masivamente.

   Este álbum que, a diferencia del anterior, incorporó influencias del new wave y el post punk, cuenta con una creación del artista Rocambole en su portada que es considerada como uno de los elementos más representativos de la cultura argentina. Sus letras, de gran contenido ideológico y revolucionario, son de obligada escucha para aquel que quiera comprender la mentalidad de aquel entonces.

   

    'Un baión para el ojo idiota' (1988), 'La mosca y la sopa' (1991) --otro de sus discos más emblemáticos--, 'Luzbelito' (1996) y 'Momo Sampler' (2000) son otros de sus títulos. Cabe destacar que a lo largo de la progresión del grupo se incluyen nuevas tendencias musicales con instrumentación electrónica e incluso música celta.

   El sueño de la revolución argentina terminó a inicios del año 2000, cuando se asentó el Gobierno de Fernando de la Rúa. Se despidieron con un gran concierto el 4 de agosto de 2001 en el Estadio Olímpico de Córdoba. El Indio reconoció ocho años después que Los Redonditos de Ricota terminó porque uno de ellos "se quería apropiar de ese proyecto tan hermoso que fue Patricio Rey".

   No obstante, la banda nunca llegó a determinar las causas de la separación para "proteger la memoria de una de las bandas más queridas por sus seguidores" en palabras del propio Indio, que formó en 2008 otro grupo denominado 'Los fundamentalistas del aire acondicionado'.

TRABAJO EN SOLITARIO

   Además, el cantante participó en otras ocasiones con artistas de la talla de Lito Vitale, con quien grabó una cover de 'El Salmón', de Andrés Calamaro, para el álbum 'Escúchame entre el ruido'. Además, el propio Calamaro participó en su segundo disco en solitario 'Porco Rex' (2007), bajo el nombre de 'El inefable Señor Alta Gama'.

   Entre su segundo y tercer título, El Indio llegó a reunir más de 100.000 espectadores en uno de sus conciertos, donde también tuvo la oportunidad de interpretar algunos temas del grupo con el que se configuró como uno de los músicos más icónicos de la década de los 80 y 90.

   Los recitales de presentación de los discos 'El perfume de la tempestad' (2010) y 'Pajaritos, bravos muchachitos' (2013) llegaron a congregar más de 150.000 personas. Ya en el año 2015 lanzó su primer recopilatorio en DVD de su carrera bajo el título 'En Concierto'.

   El Indio se apuntó otro tanto más con el concierto del pasado 12 de marzo de 2016 en la ciudad argentina de Tandil. El cantante actuó ante más de 200.000 espectadores que pudieron adquirir sus entradas únicamente el mismo día del recital, ya que la organización no permitió la venta de tickets previamente para evitar falsificaciones.

   Fue en este acontecimiento cuando se confirmó que el artista padece la enfermedad del Parkinson, ante los rumores que circularon meses antes de esta multitudinaria actuación. La historia de su vida junto a Los Redonditos forma parte de 'A brillar, mi amor', libro de culto del grupo escrito por Jorge Boimvaser.

   

   En el año 2013 se publicó 'Filosofía ricotera: tics de la Revolución' de Pablo Cillo, donde el autor hizo un análisis de las letras de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. La particular poética filosófica del compositor en 'Luzbelito' fue el principal motivo por el que Cillo inició su escrito sobre la banda.

   Por último, otro de los recopilatorios de la vida y obra de Solari lleva por título 'Indio Solari: el hombre ilustrado', de Gloria Guerrero, quien recoge en sus páginas los momentos más importantes del grupo y el ambiente político y social en el que desarrollaron sus letras más célebres.

   En una reciente entrevista concedida a la revista 'Rolling Stone', el Indio reconoció que "cada directo es una prueba" en relación a su enfermedad del Parkinson, "por eso digo que no tengo un futuro muy largo, al menos arriba del escenario".

   Ante la posibilidad de lanzar un nuevo trabajo junto a Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado, el vocalista indicó que habían trabajado "en más de 100 demos" pero aún no había encontrado el título perfecto para su realización.

   Por ello, a pesar de esta sufrida enfermedad de la que "todavía no hay cura pero te mantienen medianamente", tal y como reconoció en dicha publicación, cabe la posibilidad de volver a entonar las nuevas letras de este reconocido poeta del rock.

Para leer más