Actualizado 06/10/2015 15:49 CET

Ismael Cala: "La tecnología nos conecta en distancia, pero nos aleja en afecto"

   MADRID, 3 Oct. (Notimérica) -

   El periodista, escritor y presentador cubano Ismael Cala acaba de presentar su nueva novela, 'El Secreto del Bambú', una historia a caballo entre la espiritualidad y el descubrimiento personal, con la que pretende ayudar a las personas a reconducir su vida.

   Cala, con nacionalidad canadiense y residente en Estados Unidos, ha hecho una parada en la gira de presentación de su nuevo libro para reunirse con el equipo de Notimérica y hablar, no solo del secreto del bambú, sino también del secreto de su carrera, que le ha convertido en toda una celebridad en Latinoamérica y Estados Unidos.

   Nacido en Santiago de Cuba, los primeros años del periodista de CNN estuvieron marcados por la precocidad. Con tan solo ocho años se inició en la radio.

   La austeridad latente durante los años 90 en su país natal le llevó a viajar a Toronto (Canadá) donde comenzó sus estudios de Comunicación en la Univesridad de York.

   Los que le conocían ya presagiaban por aquel entonces la magnitud que alcanzaría la carrera de Cala, considerado por muchos como un comunicador nato.

   Después de terminar sus estudios universitarios, en 2004, comenzó a trabajar como corresponsal en la versión en español de la CNN, convirtiéndose más tarde en uno de los presentadores de mayor éxito de la cadena.

   Desde 2010, conduce el programa de entrevistas 'Cala', en el que ha entrevistado a personalidades del mundo de la política como Evo Morales, Rafael Correa o Michelle Bachelet.

   Cala nos ha hablado de esto y de sus proyectos futuros, tanto literarios como televisivos.

   Notimérica: En su nueva novela, 'El Secreto del Bambú', nos traslada al año 2085, ¿cómo es esa sociedad futurista?

   Yo creo que el único momento real que tenemos es el presente y me he dado cuenta de que mucha gente lo da por sentado y no se preocupa por el hoy y mucho menos por lo que viene.

   Pensé que como para los jóvenes están tan de moda esas series futuristas, lo mejor era irme al futuro y ver lo que pasa en el mundo dentro de 70 años.

   Lo que vemos es lo mismo que existe ahora, la contaminación ambiental, riesgos para el medio ambiente, ruidos en las ciudades y la deshumanización del ser humano. A esto hay que añadir la presencia de la tecnología, que nos conecta en distancia, pero nos aleja en afecto, por esto me fui al futuro.

   N: En el libro hace cierta analogía entre las toxinas que nos rodean y aquellas que existen en nuestro interior, ¿qué significado tiene esto para usted?

   No sólo las toxinas son externas, por eso, cuando hablamos justamente del bambú, que es hueco por dentro, hablamos del ser humano y de eliminar lo malo que tenemos dentro.

   Hay cargas emocionales que si uno no las libera, se convierten en tóxicas y se somatizan de alguna manera causando una enfermedad, un padecimiento en nuestro cuerpo.

   La idea es justamente dejar fluir, desaprender lo que no nos sirve y dejar ese vacío donde vamos a poner ese nuevo 'software', porque el cerebro es como un ordenador y no siempre lo tratamos como tal.

   N: Este libro, al igual que los anteriores, tiene una carga importante de mejora y descubrimiento personal, ¿cómo cree que puede ayudar a las personas?

   A mí me han ayudado mucho, yo soy un testigo de que desde hace más o menos unos 20 años, en mi vida los libros de psicología, autoayuda y espiritualidad, llegaron a mis manos y fueron expandiendo mi despertar de conciencia.

   Solo hace falta una frase, algo que pueda resonar en la mente del lector, para empezar a abrir un poco más su conciencia. No somos solo nuestro cuerpo, o nuestros pensamientos, también tenemos la responsabilidad de relacionarnos con todo este mundo que nos rodea.

   Mis libros buscan que poco a poco y a un público muy generalista las palabras resuenen en el lector y le ayuden a mejorar.

ENTREVISTA HOSTIL CON EVO MORALES

   N: En 'Cala', el programa de entrevistas que conduce para la CNN, ha podido entrevistar a grandes personalidades de Latinoamérica, ¿hay algún entrevistado que le haya resultado especialmente difícil?

   Yo siempre digo que no es el entrevistado, sino cómo sucedió la entrevista. Con Rafael Correa hemos conversado dos o tres veces y son conversaciones tensas, también con Álvaro Uribe, pero yo lo tomo como gajes del oficio.

   Ahora, hay una que sí me pareció complicada, la que tuve con Evo Morales fue una entrevista hostil y tensa y ese no es el estilo mío ni del programa.

   La entrevista se produjo después de una cancelación por parte del ministro de Presidencia y hubo un reclamo de que esa cancelación era injusta. Se reprogramó la entrevista, pero de mala gana. Entonces, la entrevista no tuvo el estilo que suele tener 'Cala'.

   N: Tuvo la oportunidad de hablar con Larry King sobre Fidel Castro, ¿alguna vez se ha imaginado cómo sería hacer una entrevista a Fidel o Raúl Castro?

   Sí, muchas veces lo he imaginado, sobre todo con Fidel. No ha sucedido hasta ahora. En el caso de Raúl, alguien me dijo que todo es posible, aunque no da muchas entrevistas.

   La imagino porque sería muy interesante que un cubano, que nació y creció en Cuba bajo el régimen de ellos, que luego salió y que ha vivido este nuevo proceso de acercamiento, haga algunas preguntas, preguntas desde el corazón, siendo también lo más objetivo posible.

   N: Además de los hermanos Castro, ¿hay algún personaje al que le gustaría entrevistar?

   Al Papa Francisco, todavía no lo hemos buscado lo suficiente. He entrevistado a personas cercanas a él, por ejemplo, a dos amigas y a un médico que le operó cuando era sacerdote en 1980 y que logró salvarle la vida.

   El Papa es un líder espiritual del mundo, pero en toda esa lista, incluso por encima del Papa, hay un personaje que en mi carrera ha influido mucho, que ha sido Oprah Winfrey, que es la número uno en mi lista.

PAPA FRANCISCO: EL ANTI-TRUMP

   N: Como inmigrante que llegó a Canadá hace 17 años y actual residente en EEUU, ¿qué suponen para usted las palabras de Donald Trump sobre inmigración?

   En relación a la inmigración es un hombre que está totalmente equivocado en su postura tan radical antiinmigrante, creo que debe informarse mejor y no puede meter en un mismo saco a todos.

   Yo puedo respetar que alguien tenga una posición firme de defensa de las fronteras de un país, todos los países lo hacen, desgraciadamente existen las fronteras. Lo que sí puedo decir es que Trump ha unificado a los latinos en EEUU, que se han sentido agredidos.

   El Papa Francisco ha sido el anti-Trump en su visita a EEUU, ha sacado a Trump de los medios de comunicación durante cinco días.

   N: Ha comentado en alguna ocasión que su llegada a Toronto fue complicada, ¿cómo recuerda esos días?

   Hoy lo recuerdo con mucho cariño, pero fui allí sin hablar inglés, con una maleta y una cámara prestadas. Fui sin dinero y tuve que empezar a trabajar como mesero en restaurantes, estudiar de noches el inglés y la computación. Tuve que hacer cola en las iglesias para recibir algo de comida.

   A los nueve meses, pude hacer un examen de admisión en la Universidad de York y ese fue mi gran triunfo.

FUNDACIÓN CALA

   N: Además de sus proyectos a nivel empresarial, también conduce la Fundación Cala, ¿puede hablarnos un poco de este proyecto?

   Esta fundación tiene la misión de estimular la orientación vocacional de los jóvenes en América Latina y de los hispanos en EEUU. También tiene una sección dedicada a niños con capacidades cognitivas especiales, como síndrome de Down.

   Ahora, estamos trabajando también en un nuevo libro que se llama el 'Analfabeto Emocional' y un nuevo libro para niños titulado 'Ser como el bambú'.