Publicado 01/04/2024 10:36

Javier Argüello explora los límites de la realidad y la ficción en el libro 'Cuatro cuentos cuánticos'

Archivo - El escritor Javier Argüello
Archivo - El escritor Javier Argüello - MANEL CHICO/RANDOM HOUSE - Archivo

   Asegura que un cuento debe "aspirar a la perfección, no puede faltar ni sobrar nada"

   BARCELONA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El escritor argentino Javier Argüello explora los límites de la realidad y la ficción en el libro de relatos 'Cuatro cuentos cuánticos' (Random House), con los que establece un juego literario con el lector para "cuestionar" la realidad.

   En una entrevista de Europa Press, ha afirmado que se trata de la primera vez que empieza un libro por el título y a partir de él apostó por el cuento largo, un género que no había tratado, y que "permite mantener el mecanismo de relojería del cuento, pero con un poco de extensión y trama".

   En los cuatro cuentos marcados por la física cuántica, un periodista de viajes asiste a una reunión en su colegio tras 30 años, otro varado en Ucrania termina encontrándose en Londres con un escritor del siglo XIX, un conferenciante descubre las calles de Pekín de mano de una desconocida y un escritor sigue la pista de un paciente de un manicomio.

   El autor, que ya tocó el tema de la física en 'A propósito de Majorana', ha remarcado que en sus cuentos le gusta mezclar datos reales, como una reunión de alumnos que tuvo o su paso por Pekín, con la ficción, y hacer qué el lector se pregunte qué es real.

   El escritor, nacido en Santiago de Chile en 1972 y residente en Barcelona, ha explicado que se topó con la teoría cuántica, "que postula que la realidad no es una cosa dada", y se interesó por ella, y ha defendido que la literatura construye la realidad porque el escritor relata desde su punto de vista.

TRADICIÓN ARGENTINA

   Preguntado por si se siente cercano a la tradición del cuento argentino, ha subrayado que en su formación tiene mucha importancia autores como Jorge Luis Borges o Julio Cortázar, que "coquetearon" con el género fantástico en sus relatos y en el caso de Borges desplegaba teorías casi científicas sobre estructuras narrativas.

   Argüello ha subrayado que el cuento, como el poema, "aspira a la perfección, no puede faltar ni sobrar nada", y ha defendido que es la forma en la que los seres humanos siempre se han contado las historias.

   Ha remarcado que la situación actual en Argentina da para "muchísimo o para ningún cuento", y ha remarcado que el país y la ciudad de Buenos Aires es un material maravilloso para la literatura, ya que se aleja de la realidad más sólida europea.

Contador