Actualizado 18/11/2017 09:33 CET

México celebra el primer centenario del nacimiento de Pedro Infante

Pedro Infante
YOUTUBE

   CIUDAD DE MÉXICO, 18 Nov. (Notimérica) -

   Hace 100 años nació uno de los grandes ídolos de México. Pedro Infante el hombre que se convirtió en el 'Inmortal' desde su primera aparición en pantalla.

   Perteneciente a la Época de Oro del cine mexicano, Infante fue uno de los grandes representantes de la música ranchera, un título que no le tiene nada que envidiar al Oso de Plata que ganó en el Festival Internacional de Cine de Berlín por su actuación en la película 'El Indio Tizoc', en la que participó junto a María Félix.

'El ídolo de Guamúchil', como era popularmente conocido, nació el 18 de noviembre de 1917 en la ciudad mexicana de Mazatlán, perteneciente al estado de Sinaloa. Desde muy pequeño mostró una actitud valiente y decidida, especialmente cuando tuvo que abandonar sus estudios por necesidades económicas.

   Aprendió el empleo de la carpintería --del que estaba muy orgulloso por ser el "oficio de Cristo"-- y construyó la que sería su primera guitarra. Con ella demostró su talento musical, aprendiendo a tocar otros instrumentos bajo las lecciones del maestro Carlos R. Hubbard.

   De hecho, llegó a formar una pequeña orquesta a la que denominó 'La Rabia', con la que tocaban en diferentes locales y cabarets de Guamúchil, la ciudad mexicana que le dio uno de sus apelativos más célebres. Allí se crió junto a sus nueve hermanos: seis chicas y tres chicos. Solo uno de ellos, Ángel, siguió sus pasos como actor.

   

   Con tan solo 16 años ya era conocido por su banda y con 17 tuvo a su primera hija, Guadalupe, fruto de una relación con Guadalupe López, quien reveló su romance con el cantante poco tiempo después de su muerte. Tras conocer a la que sería su primera esposa, María Luisa León, se mudó a Ciudad de México para buscar nuevas oportunidades artísticas.

   Antes de su traslado, Infante fue vocalista en varias orquestas de Culiacán y participó en la emisora radiofónica local XEBL. Además, se presentó en el teatro Colonial con Jesús Martínez Palillo y Las Kúkaras, realizando su primera grabación musical en 1943 para el sello de Discos Peerless.

   Su primera canción popular se llamó 'El Soldado Raso' aunque se cree que previamente interpretó 'Mañana', un tema que no tuvo la misma relevancia que la primera. Por otro lado, la fecha de su incursión en el cine está establecida de forma oficial en 1939, cuando interpretó algunos papeles secundarios.

CON ISMAEL RODRÍGUEZ

   Participó en más de 60 películas e interpretó casi 350 canciones, consagrándose como una de las estrellas mexicanas más completas y polifacéticas de la historia. Su papel principal lo llevó a cabo en 1943, en la película 'La feria de las flores'.

    Junto con el director de cine Ismael Rodríguez formó una de las parejas más prolíficas del celuloide. Su relación profesional comenzó cuando el realizador le llamó para colaborar en 'Escándalo de estrellas' (1944), una sátira del mundo del cine en clave de comedia musical. Poco después vino 'Cuando lloran los valientes' (1945).

   Con la trilogía melodramática de 'Nosotros los pobres' (1947), 'Ustedes los ricos' (1948) y 'Pepe El Toro' (1952), las nuevas clases obreras vieron en su personaje un icono identificativo. Esto se debe a que en la década de los 40, los campesinos migraron al centro de las ciudades en busca de empleo frente a la naciente industria manufacturera.

   La nostalgia por la vida rural tuvo una íntima relación con la extensión masiva de la ranchera, un género que lleva la firma de Infante en varias ocasiones. Fue frecuente verle interpretando diferentes temas en varias de sus películas, de forma que su actuación era casi siempre musical.

   Algunos de los títulos más populares del artista fueron 'Los tres García' (1946), 'Vuelven los García' (1947) y 'Los tres huastecos' (1948), todas ellas bajo la dirección de Ismael Rodríguez. Algunas de las estrellas que desfilaron a su lado en varias producciones fueron Sara García, Víctor Manuel Mendoza, Manuel Salazar y Blanca Estela Pavón.

   La última de estas, 'Los tres huastecos', tuvo la peculiaridad de contar con la presencia de Infante por partida triple: encarnó el papel de un bandido belicoso de Taumalipas, un capitán del Ejército de Veracruz y un cura con mucho carácter asentado en San Luis Potosí.

   A pesar de que participó en la 'piel' de otros personajes, se considera que una de sus mejores caracterizaciones fue la del compositor mexicano Juventino Rosas en la película 'Sobre las olas' de 1950, también bajo la dirección de Rodríguez. Indudablemente, la habilidad vocal de Infante hizo que su papel brillara por sí mismo.

PREMIOS Y HOMENAJES

   Su protagonismo en 'La vida no vale nada' en 1955, una película que narra la vida de un hombre borracho con problemas depresivos, le llevó a recibir el Premio Ariel por parte de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas.

   No obstante, a pesar de la gran relevancia de este largometraje, su verdadero lanzamiento internacional fue a raíz de rodar 'El Indio Tizoc' junto a María Félix, cuando obtuvo el Oso de Plata del Festival Internacional de Cine de Berlín. Por desgracia, este reconocimiento fue de manera póstuma, cuando Ismael Rodríguez recogió el galardón.

   Podría decirse que Infante tenía tres pilares principales en su vida: la música, el cine y la aviación. Aunque la primera disciplina le llevara a ser reconocido a nivel mundial y la segunda le obligara a crear el característico grito de mariachi, fue en la tercera donde tuvo menor fortuna.

   

Acumuló cerca de 3.000 horas de vuelo pero no parecieron suficientes para poder despegar de manera correcta el fatídico 15 de abril de 1957. Ese día, Infante pilotaba un Consolidated B-24 Liberator, un bombardero de la Segunda Guerra Mundial que se desplomó cerca de las 8:00 de la mañana (hora local) en Yucatán, al sureste de México.

   Su cuerpo fue enterrado en el Panteón Jardín de la Ciudad de México, que se ha convertido en un verdadero lugar de peregrinación para sus seguidores, quienes visitan su tumba vestidos con ropas similares a las de algunos de los personajes que interpretó.

   Además, su legado se ve reflejado en muchos conjuntos musicales de mariachis que continúan incluyendo en sus repertorios algunas de sus canciones más populares.

   Asimismo, en el pasado año 2010 el canal 'History Channel' realizó una encuesta para designar a la personalidad mexicana más importante de los últimos 200 años. Infante ocupó el segundo lugar del repertorio, por encima de otros héroes de la cultura popular como Emiliano Zapata o Diego Rivera.