Muere Maruxa Vilalta, la dramaturga que creía en el teatro de lo trascendente

Maruxa Vilalta
Foto: TWITTER
Actualizado 20/08/2014 18:27:31 CET

MÉXICO DF, 20 Ago. (Notimex/EP) -

   La dramaturga mexicana Maruxa Vilalta ha fallecido este martes a los 81 años en México DF, según informó el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). Una voz comprometida del teatro, cuyas obras estaban cargadas de trascendencia al plantear cuestiones como la incomunicación, el afán de evasión o la defensa del ser humano.

   El cuerpo de Vilalta será velado en el Panteón Francés de la capital mexicana, según ha informado esta institución. Allí se espera que acudan amigos, familiares y compañeros de la dramatruga, así como numerosas personalidades del mundo de la cultura y del teatro.

   Vilalta fue, además de dramaturga, periodista y directora teatral y en 2010 fue galardonada con el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el Campo de la Lingüística y la Literatura. Sus obras también mostraban su compromiso con el mundo que le tocó vivir y, de hecho, en ellas hacía su particular crítica política del presente.

   "Gran pérdida para la dramaturgia internacional. Lamento la muerte de Maruxa Vilalalta, una mujer apasionada de las letras y el teatro", ha publicado en Twitter la directora del INBA, María Cristina García Cepeda.

   Autora de obras como 'Una voz en el desierto. Vida de San Jerónimo' o 'Nada como el piso 16', por la que se llevó el premio Sor Juana Inés de la Cruz en 1975, Maruxa Vilalta dedicó su vida a cultivar su gran pasión, el teatro, consiguiendo ser en los años 70 y 80 una voz imprescindible de la dramaturgia mexicana.

   María Vilalta Soteras, más conocida como Maruxa, nació en Barcelona (España), el 23 de septiembre de 1932, y en 1940 recibió la nacionalidad mexicana. Fue aquí donde desarrolló su trabajo y se le reconoció como una de las mejores autoras teatrales de las últimas décadas.

   El premio Juan Ruiz de Alarcón, el de la Asociación Mexicana de Críticos de Teatro, el Fígaro, el del Festival de Manresa o el de Máscaras de Michoacán han sido algunos de los galardones que a lo largo de su vida ha recibido Vilalta. Servían para reconocer el trabajo de una autora que indagó en temas trascendentes, tratando así de hacer reflexionar al espectador sobre algunas de los problemas que acechan a la sociedad del presente.