Actualizado 17/09/2014 18:31:17 +00:00 CET

'El nudo del diablo', la película sobre el triple homicidio que conmovió a Arkansas

Conaculta
Foto: TWITTER

MÉXICO DF, 17 Sep. (Notimérica/EP) -

   La última película del director armenio Atom Egoyan, 'El nudo del diablo', trata sobre el triple homicidio ocurrido en la ciudad de West Memphis, Arkansas (Estados Unidos), en 1993 conocido como "Los tres de Memphis", y se estrena en México este jueves.

   El 'film' critica el fanatismo, amarillismo y a una opinión pública voluble que acaban por provocar la injusticia. Las consecuencias son siempre las mismas: un delito impune y acusados que son inocentes.

   La trama se centra en dos personajes, el investigador privado Ron Lax, interpretado por Colin Firth, y Reese Witherspoon, en el papel de Pam Hobbs, madre del niño que murió de manera distinta y más cruel que los otros dos.

   Hobbs, a pesar de estar abatida por el dolor y la sed de justicia, parece ser la única, además de Lax, que se da cuenta de que no puede ignorar el hecho de que se está acusando injustamente a tres jóvenes, mientras que los asesinos de su hijo siguen en libertad.

   Tras su paso por festivales como el Internacional de Cine de San Sebastián y los de Toronto, Zurich y Hamburgo, entre otros, este thriller psicológico se estrena el próximo jueves 18 de septiembre en la Cineteca Nacional, México, según informa el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) de México.

LA TRAGEDIA DE WEST MEMPHIS

   El 5 de mayo de 1993, West Memphis, un pequeño poblado rural del suroeste de Estados Unidos, se conmocionó con la desaparición de tres niños de ocho años, que posteriormente fueron encontrados en el bosque y con evidentes indicios de haber sido torturados y brutalmente asesinados.

   Apenas unas horas después se había capturado a tres presuntos culpables: Demian Echols, de 19 años, que fue condenado a muerte, Jason Baldwin, de 17 años, que cumple cadena perpetua y Jessie Lloyd Misskelley, que por presentar un bajo coeficiente intelectual, recibió un trato especial y sólo fue condenado a 40 años de prisión.

   Después de un largo juicio de más de dos años, en el que las pruebas de la defensa fueron ignoradas, el jurado, influido por la histeria colectiva, declararon culpables a los acusados.

   Las pruebas y hechos que el jurado tuvo en cuenta se basaron en el comportamiento "extraño" de los tres jóvenes, quienes supuestamente eran practicantes de ritos satánicos y asesinaron a los tres niños en un extraño ritual de invocación al demonio.

   Aunque la película está basada en hechos reales, algunos detalles del caso fueron modificados por el director armenio, quizá con la intención de realizar una pieza artística que tiene su mayor cualidad en la fotografía y en escenas que resultan sobrecogedoras.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

El Museo Nacional de Antropología de México cumple 50 años

Emmet Gowin presenta en Bogotá sus retratos de la vida cotidiana