Óscar Jaenada y Sergio Peris-Mencheta, villanos en Rambo: Last Blood: "No es una película de blancos contra mexicanos"

Publicado 27/09/2019 11:34:40CET
VÍDEO: Jaenada y Sergio Peris-Mencheta, villanos en Rambo: Last Blood: "No es un
VÍDEO: Jaenada y Sergio Peris-Mencheta, villanos en Rambo: Last Blood: "No es un - EUROPA PRESS

MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS TELEVISIÓN) -

Óscar Jaenada y Sergio Peris-Mencheta ponen acento mexicano a la presencia española en Rambo: Last Blood. La quinta entrega de la saga protagonizada por Sylvester Stallone, que llega a los cines este viernes, retoma la historia de un sufrido y envejecido John Rambo que debe enfrentarse a un cártel para rescatar a su hija. Eso sí, "no es una película de blanquitos contra mexicanos", advierte Peris-Mencheta.

En una entrevista en Madrid concedida a Europa Press Televisión con motivo del estreno del filme, el actor señala que la cinta relata "la historia de alguien que busca a su hija". "Ésta no es una película de blanquitos representados por John Rambo contra un cártel mexicano", explica. Profundizando en las problemáticas que aborda la nueva entrega de Rambo, más allá de la discriminación racial, el actor sentencia: "cómo el cártel se aprovecha de las mujeres es algo que representa, más bien, el patriarcado".

Pero la sospecha es más que congruente, pues, como advierte Jaenada, el tono habitual de la franquicia la sitúa en estos derroteros. "La película tiene el tufo de Rambo, un tipo del centro de Norteamérica que duerme con su pistola. Pero no se trata mal al latino o al mexicano, nos alejamos del tema", reafirma el intérprete.

En Rambo: Last Blood, un John Rambo entrado en años tendrá que volver a la acción para rescatar a Gabrielle (Yvette Monreal), la hija de su amiga María (Adriana Barraza), de un peligroso cártel mexicano donde están Víctor (Jaenada) y Hugo Martínez (Peris-Mencheta). Para ello contará con la ayuda de Carmen, una intrépida periodista a la que da vida Paz Vega y que completa la amplia presencia española de la película.

Una presencia que está delante y detrás de las cámaras, pues "la mitad del equipo de especialistas es español". Ahí, Peris-Mencheta reclama también la presencia de Cristina sopena, "una gran diseñadora de la que apenas se habla y habría que conocer más". Parte de la película fue rodada en Tenerife, eso sí, "por incentivos fiscales", según reconoce el actor. "No fue una coproducción", recuerda.

¿QUIÉN CONTROLA RAMBO?

Ambos actores fueron seleccionados por el propio Sylvester Stallone, tal y como indican. Un Stallone más que celoso del desarrollo de la película. "El trabajo ha sido muy duro, pero, además, en el rodaje, Stallone lo cambiaba todo", confiesa Jaenada. "Pero lo hacíamos como él decía y te dabas cuenta de que la escena ganaba mucho, de que tenía razón. Stallone es puro cine", sentencia.

"El control de Rambo no está en la dirección, en la producción ni en el guión. El control de Rambo lo tiene él", opina Jaenada. Y Peris-Mencheta apuntala, en torno al trabajo con Stallone: "Hemos aprendido de alguien que se ha hecho a sí mismo, que lo tenía todo para no triunfar: por físico porque era bajo y tiene parálisis facial. Pero se hizo un hueco en la industria escribiendo Rocky y eso siempre es inspirador".

Eso sí, el férreo control de Stallone no impedía que hubiera buen rollo en el set de rodaje, tal y como confiesa Jaenada: "Después de haber hecho una improvisación, todos nos reíamos cuando oíamos 'Corten'. Algo que también pasa porque tenemos el valor y la osadía de poner al otro en un problema. A veces salía bien, y cuando era el caso, nos reíamos y lo pasábamos genial".

El intérprete destaca que su personaje ha sido de los más divertidos que ha encarnado: "Ha sido uno de los peores villanos que he interpretado, pero también uno de los más divertidos de rodar". Eso sí, tal y como recuerda Peris-Mencheta, la película no pretende hacer una caricatura de los mexicanos, porque no sólo los villanos tienen esa nacionalidad. "Los buenos también son mexicanos, y, de hecho, son personajes femeninos que le ponen a la película el corazón que le falta a Rambo", explica.

EL AUGE LATINO EN ESTADOS UNIDOS

La representación latina en el cine estadounidense está al alza, como ambos actores afirman. "No les queda más remedio", dice Peris-Mencheta, y Jaenada insiste: "El cine es un reflejo de la realidad". "Es un buen momento para los latinos, pero, además, con Trump, el presidente de Estados Unidos cerrando fronteras, el arte y la cultura tienden a jugar a la contra", explica Peris-Mencheta.

El intérprete celebra también la llegada de Narcos, "un antes y un después". "Por fin los americanos leen subtítulos y no pasa nada. Además, Coco ha arrasado y habla de una cultura que está cercana a Estados Unidos que se vive y se canta en español", reflexiona. Este auge, es, para él, algo lógico, pues, insiste, "la población latina crece exponencialmente y es también la que más ocio consume".

De hecho, el intérprete se aventura y vaticina el siguiente paso: "A la vuelta de la esquina está el héroe latino de Marvel". "El público necesita sentirse identificado y la mayor parte del público es latino, porque es el que más está creciendo", concluye.

IMÁGENES DISPONIBLES EN EUROPA PRESS TELEVISIÓN

URL DE DESCARGA: https://www.europapress.tv/cultura/454294/1/oscar-jaenada-se...

TELÉFONO DE CONTACTO: 91 345 44 06

Para leer más