Recordando a Gabriela Mistral

Gabriela Mistral rodeada de niños
TWITTER
Actualizado 10/01/2018 15:55:23 CET

   SANTIAGO DE CHILE, 10 Ene. (Notimérica) -

   Este miércoles 10 de enero se cumplen 61 años del fallecimiento de la Premio Nobel de Literatura chilena Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga, más conocida por su pseudónimo, Gabriela Mistral.

   La famosa poetisa nació en el Valle de Elqui (Chile) el 7 de abril de 1889. Cuando solo tenía tres años su padre abandonó a la familia y ella y su madre se mudaron con la hermana mayor de Mistral, maestra en una escuela rural. Quizás por la influencia de esta, la futura poetisa se empleó como profesora a los 14 años, profesión que compaginó con la escritura durante toda su vida.

   Con solo 13 años comienza a escribir sus primeros versos y descubre en la poesía su gran vocación. Sus primeras creaciones salieron a la luz a partir de 1912 en diferentes revistas, entre ellas una de las dirigidas por Rubén Darío. Es en estos años cuando empieza a utilizar el pseudónimo 'Gabriela Mistral', dejando a un lado el nombre con el que fue bautizada.

   Su profesión como docente la lleva a tener que instalarse en Temuco, donde conoce a un joven Pablo Neruda, quien en su libro 'Confieso que he vivido', menciona la importancia de las enseñanzas de Mistral.

   Publicó su primera obra en 1922, un poemario bajo el título de 'Desolación' que la convierte en una de las literatas imprescindibles del país. Unos años después ve la luz 'Ternura', un segundo poemario en el cambia su estilo, girando este en torno a la infancia y al mundo que la rodea. Su fama a partir de estas dos obras lleva a Mistral a dar conferencias y recibir homenajes por todo América.

   Los años de madurez de la vida de la chilena fueron de cambio constante, ya que se dedicó a viajar por diferentes países iberoamericanos para ser recibida en universidades. A partir de 1933 el Gobierno chileno la convirtió en cónsul, lo que la llevó a trasladarse a diferentes ciudades de Europa.

   Durante los siguientes años de su vida se dedicó a la representación internacional de su país y a la escritura, época de la que proceden libros como 'Tala'.

   Su mayor reconocimiento como poetisa le llega en 1945, cuando a los 56 años se convirtió en la primera persona iberoamericana en recibir el Premio Nobel de Literatura. A partir de este momento, los galardones se suceden de manera continua: Francia la condecoró con la Legión de Honor, Italia la declaró 'doctora honoris causa' y Cuba le otorgó la medalla Enrique José Varona de la Asociación Bibliográfica y Cultural. En 1951 recibió también el Premio Nacional de Literatura de Chile.

   Mistral dedicó sus últimos años a escribir. En 1954 publicó en su país natal 'Lagar', uno de sus mejores poemarios y el que sería el último, ya que su salud se deterioró notablemente a mediados de los años 50. En 1956 le fue detectado cáncer de páncreas.

   Gabriela Mistral falleció en Estados Unidos el 10 de enero de 1957, a los 67 años. Los reconocimientos a la figura de la poetisa se sucedieron a nivel internacional, tanto en el mundo de la política como en el literario. En la actualidad, Mistral es recordada como una de las mejores poetisas de la literatura moderna.