Un restaurante pide perdón por decorar su entrada para Halloween con un cadáver falso en Tijuana (México)

Decoración del restaurante TGI Firdays para Halloween en Tijuana, México
YOUTUBE
Publicado 15/10/2018 13:53:57CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 15 Oct. (Notimérica) -

   Un restaurante en la ciudad de Tijuana, México, ha tenido que pedir disculpas tras las quejas que levantaron sus decoraciones de Halloween. En la puerta, antes de entrar al local, colocaron un bulto envuelto en una bolsa de plástico del que se asomaban unas zapatillas manchadas de sangre, imitando a un cadáver.

   El escándalo comenzó cuando una persona anónima colgó una foto de la decoración en la página de Facebook 'Baja Food Lover'. Los usuarios de la página lo calificaron de "una ofensa para las personas que han sido víctimas de violencia", y las imágenes llegaron rápidamente a los periódicos locales.

   

   Tanto por redes sociales como por otros medios, los clientes de la cadena mostraron su desagrado con el restaurante. "Es una burla para las familias que han sido víctimas de la violencia. Nuestro país pasa por un mal momento, no es justo para los familiares poner ese tipo de 'decoraciones'", señaló un usuario.

   Ahora la cadena ha pedido disculpas a sus clientes y ha retirado las decoraciones. "A las personas que les causó alguna molestia, nunca fue nuestra intención, la decoración ya fue retirada. En esta ocasión se presentó un malentendido con una decoración en la fachada, referente a eso pedimos una disculpa en nombre de todos los que laboramos en TGI Friday's", reza un comunicado publicado en su página de Facebook.

   

   La ciudad de Tijuana es uno de los lugares con un indicie de violencia más alto de todo el país. Desde enero a agosto de este año se han registrado 1.664 homicidios en la zona, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

   Existe una gran preocupación en todo el país por la violencia de esta y otras ciudades y desde los gobiernos se continúa tratando de concienciar sobre este problema para rebajar el índice de criminalidad. Es por eso que los clientes de este restaurante han reaccionado de esta manera a unas decoraciones que, ellos consideran, son un insulto.