Actualizado 13/08/2014 13:29:31 +00:00 CET

Robin Williams, el actor de mirada triste y sonrisa fácil

Robin Williams
Foto: TWITTER

NUEVA YORK, 12 Ago. (Notimérica /EP) -

   Emblemático por películas como 'El indomable Will Hunting' o 'Señora Doubtfire', Robin Williams fue un actor todoterreno que se adentró en la comedia y el drama con igual fortuna. Su muerte supone decir adiós a un icono del cine, capaz de cautivar a la audiencia con aquella mirada triste que solía venir acompañada de la gran sonrisa que siempre le caracterizó.

   Acabar con la adicción al alcohol, que le mantuvo preso de sí mismo durante años, fue la gran batalla de un actor que ha fallecido este lunes en su casa de California, en circunstancias que apuntan a la hipótesis del suicidio.

   Comedia y drama se intercalaron no solo en su vida profesional, sino también en el día a día del que ha sido considerado el hombre con la sonrisa más triste de Hollywood. El actor, capaz de hacer reír a varias generaciones, venía sufriendo una fuerte depresión que terminó por apartarle de los grandes papeles que durante años acostumbró a protagonizar.

   Robin Williams (Chicago, 1951) interpretó algunos de los mejores monólogos de la historia del cine en 'El indomable Will Hunting', sedujo a millones de espectadores al convertirse en 'Patch Adams', el doctor de la risoterapia, y consiguió despertar los sueños de toda una generación en 'El club de los poetas muertos'.

   Se convirtió en un icono del cine, a donde llegó tras triunfar en series televisivas como 'Mork & Mindy', con la que consiguió hacer reír a millones de espectadores. Y es que fue la comedia la que catapultó a la fama a un hombre que hipnotizó a Hollywood, gracias a su talento y a su mirada entrañable y cautivadora, que terminaron por seducir a la audiencia.

   Su primer papel en la gran pantalla llegó con 'Buenos días Vietnam' de Barry Levinson, donde interpretó a un disc-jockey que trataba de entretener a los soldados estadounidenses, sin saber que acabaría trasgrediendo las rígidas normas del Ejército.

   Galardonado con un Oscar por su papel en 'El indomable Will Hunting', Williams participó en 'Jumanji' y 'Papá por siempre'', consiguiendo convertirse en un clásico del cine de Hollywood.

   Un actor que despertaba la ilusión de los más pequeños en cintas como 'Flubber y el profesor chiflado' o poniéndole voz al genio de la película 'Aladín', al mismo tiempo que triunfaba en el género dramático con largometrajes como 'Retratos de una obsesión' o siendo un amargado Peter Pan convertido en adulto, en la cinta de Steven Spielberg 'Hook'.

   'Una noche en el museo: el secreto de la tumba', 'Merry Friggin Christmas', 'Boulevard' y 'Absolutely anything' son las últimas cintas que rodó este emblemático actor y que todavía no se han estrenado.

   Largometrajes que permitirán recordar al que se convirtió en un icono de la gran pantalla y que permanece ya en la memoria colectiva de varias generaciones. Un actor de mirada entrañable que fue idolatrado mucho antes de su muerte. Su emblemática figura impregnó un sinfín de cintas que hicieron historia y provocaron risas y llantos en millones de espectadores de todo el mundo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

El último gol de Aaron Ramsey y la muerte de Robin Williams, una inquietante coincidencia

Fallece el actor estadounidense Robin Williams