Una serie carcelaria con contenido lésbico irrumpe en la carrera por los Emmy

Actualizado 09/07/2015 2:27:03 CET
GETTY

LOS ÁNGELES, 10 Jul. (Notimérica/EP) -

La comedia negra carcelaria de la productora de televisión Netflix 'Orange is the New Black: My Year in a Women's Prison (El naranja es el nuevo negro: Mi año en una prisión de mujeres)', ha irrumpido con fuerza en la carrera por los codiciados premios Emmy.

Esta serie, estrenada el año pasado, y que se ha convertido en un fenómeno mundial, y el drama criminal de HBO 'True Detective', consiguieron este jueves una docena de nominaciones a los premios Emmy, desafiando a series consagradas como 'Breaking Bad' y 'Modern Family'.

'Orange is the New Black' narra una historia real: la vida en prisión de Piper Kerman, quien publicó un libro de memorias sobre sus experiencias en la cárcel, que se convirtió en un best-seller.

Kerman cumplió una condena en prisión por haber servido de 'mula' para su ex novia, la narcotraficante Alex Vause. En la serie, Piper está comprometida con Larry Bloom, quien decide apoyarla a pesar de su oscuro pasado.

La serie, que ha estrenado recientemente su segunda temporada, narra las historias del grupo de mujeres que comparte el encierro con Piper, mientras que también muestra cómo sigue la vida de Larry durante la condena de su prometida.

Todos los tópicos de un centro carcelario femenino se recogen en la serie, como una mayoría de reclusas lesbianas, unas jefas a las que todas respetan, división entre blancas, negras y latinas y guardias machistas.

Una de las actrices de la serie, la comediante, cantante y activista LGBT Lea DeLaria, comentaba en una reunión con medios de comunicación, respecto al éxito de la serie, que "nunca existió un programa como este, que esté tan centrado en las mujeres de una manera realista y que a la vez sea tan secretamente femenino".

Citaba como ejemplo que contrataron a una mujer trans para que haga el papel de una mujer trans y contrataron a una lesbiana butch (ella) para que haga el papel de una lesbiana butch. "Se esforzaron por hacer las cosas como nadie las había hecho antes. Entonces, por supuesto que se destaca".

Netflix, la compañía de contenidos audiovisuales que emite en 'streaming', y que produce la serie, duplicó con creces sus nominaciones a los máximos honores de la televisión estadounidense, sumando 31 candidaturas con el drama político 'House of Cards', que recibió 13 nominaciones.

JUEGO DE TRONOS, LA MÁS NOMINADA

La serie de HBO 'Game of Thrones' (Juego de Tronos) fue la más nominada con 19 candidaturas y elevó el total para la red de cable a 99, la mayor para un canal en 14 años.

Aunque los canales de cable y los de emisión en streaming se lucieron, las cadenas de televisión "tradicionales" volverán a aspirar al título más codiciado, el de mejor serie dramática.

La ganadora del año pasado, el drama sobre drogas de AMC 'Breaking Bad', optará al premio por su última temporada, junto con la ficción sobre el mundo de la publicidad 'Mad Men', 'House of Cards', el drama de época de la PBS británica 'Downton Abbey', 'Game of Thrones' y 'True Detective'.

'True Detective', en la que se investiga una oleada de crímenes sádicoreligiosos en una zona rural del estado de Lousiana, recibió nominaciones a mejor actor dramático para sus dos protagonistas: Matthew McConaughey y Woody Harrelson.

A su vez, la miniserie de FX 'Fargo', basada en la película de culto de los hermanos Coen, acaparó 18 nominaciones, incluyendo la de mejor actor en una miniserie para sus protagonistas Billy Bob Thornton y Martin Freeman, informa Reuters.

Netflix, que fue la gran sorpresa de los Emmy el año pasado al conseguir las primeras nominaciones de la historia de los premios para series distribuidas solo por internet, ha hecho de su programación original una prioridad para atraer suscriptores en todo el mundo, al igual que HBO, propiedad de Time Warner .

"Los Emmy son una parte de su plan de negocio", dijo Cynthia Littleton, editora de televisión de la revista Variety. "Ellos (Netflix) dan a sus series presupuestos elevados y consiguen un muy bien pedigrí para ellas. Quieren estar en ese juego de HBO. Claramente, algo funciona".

'Orange is the New Black' está basada en la historia real de una mujer que ingresa en prisión por unos cargos de tráfico de drogas y se encuentra viviendo con una serie de curtidas delincuentes y con la antigua novia que la metió en problemas.

Sus nominaciones son por la primera temporada, aunque los capítulos de la segunda se estrenaron de forma simultanea el mes pasado.

Para llevarse el premio a mejor comedia del año, 'Orange is the New Black' competirá con la serie de ABC 'Modern Family', que ganó el año pasado.

Las otras aspirantes en la categoría son la sátira política 'Veep' y la tecnológica 'Silicon Valley', ambas de HBO; la ficción de CBS 'The Big Bang Theory' y la comedia de FX 'Louie'.