Publicado 26/11/2015 15:38CET

El vallenato opta a patrimonio cultural inmaterial de la Unesco

   BOGOTÁ, 26 Nov. (Notimérica) -

   El vallenato, música tradicional de la región del Magdalena Grande, Caribe colombiano, opta a ser incluido en la lista del patrimonio cultural inmaterial de la Unesco que requiere medidas urgentes de salvaguardia.

   El Comité intergubernamental para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial se reunirá del 29 de noviembre al 4 de diciembre en Windhoek (Namibia) para estudiar esta y otras candidaturas a dicha lista, que reúne elementos del patrimonio vivo particularmente frágiles o en peligro, y cuya salvaguardia se considera una cuestión de emergencia.

   Dicha lista tiene hasta la actualidad 38 elementos inscritos y permite a los Estados Partes en la Convención movilizar la cooperación y la asistencia internacionales necesarias para garantizar la transmisión de estas prácticas culturales con la participación de las comunidades implicadas.

   EJE VALLENATO.

   El vallenato es un género musical autóctono de la Costa Caribe colombiana con epicentro en la antigua provincia de Padilla (actuales sur de La Guajira, norte del Cesar y oriente del Magdalena) y presencia ancestral en la región sabanera de los departamentos de Bolívar, Sucre, Córdoba.

   Su popularidad se ha extendido hoy a todas las regiones del país y países vecinos como Panamá, Venezuela, Ecuador, México y más alejados como Argentina. Se interpreta tradicionalmente con tres instrumentos: el acordeón diatónico, la guacharaca y la caja vallenata.

   El Eje Caribe Oriental o Eje Vallenato lo constituyen los departamentos de Cesar y La Guajira, en donde la agrupación de acordeón, caja y guacharaca ha acompañado la tradicional parranda vallenata, encuentro de músicos, cantores y decimeros, que se dan cita para la narración y el canto de historias de la vida de la región sabanera, al calor del paseo, la puya, el son y el merengue, los ritmos más importantes del vallenato tradicional.

   El Territorio del Vallenato conecta a 24 municipios de estos departamentos. Allí el Plan Nacional de Música para la Convivencia (PNMC) viene consolidando escuelas municipales de música mediante la formación de más de 50 músicos directores, más 600 niños, niñas y jóvenes y la dotación de instrumentos de música tradicional.