¿Por qué el Vaticano ha reconocido a monseñor Óscar Romero como 'El Santo de América'?

Canonización del Arzobispo Óscar Romero y el papa Pablo VI.
REUTERS / ALESSANDRO BIANCHI
Actualizado 15/10/2018 10:56:50 CET

   SAN SALVAODR, 15 Oct. (Notimérica) -

El papa Francisco ha proclamado este domingo santo al arzobispo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero, asesinado de un disparo mientras oficiaba misa en marzo de 1980. Fue nombrado mártir de la Iglesia en 2015 y desde entonces en El Salvador pedían su canonización.

'San Romero de América' fue canonizado en la Plaza de San Pedro, en una ceremonia en la que también fue proclamado santo el papa Pablo VI. La cita reunió a cerca de 7.000 salvadoreños, que recordaron al ahora santo como un defensor de los Derechos Humanos en el país.

   Romero ascendió a Arzobispo de San Salvador en 1977 y fue asesinado durante una misa el 24 de marzo de 1980. Para muchos esta muerte fue la que desencadenó la guerra civil en el país, que duró 12 años y dejó casi 100.000 fallecidos, la mayoría civiles.

   Durante su tiempo en el Arzobispado, Romero se erigió como una voz poderosa contra la pobreza, la injusticia social y la tortura en el país, y un día antes de su muerte instó a los militares a desobedecer las órdenes de "reprimir y matar al pueblo" que habían recibido de sus superiores. Este es el motivo, según los investigadores, de que se le tomase como objetivo y fuera finalmente asesinado por un francotirador.

   38 años después todavía se desconoce al autor del disparo que acabó con Romero, aunque un informe de la Comisión de la Verdad de Naciones Unidas en 1993 señalaba a los escuadrones de la muerte que dirigía el ya fallecido coronel, Roberto D'Aubisson, que gobernó el país durante 20 años. Hace un año se reabrió la causa y se llevó el caso nuevamente a los tribunales, donde ahora se investiga.

EL MILAGRO QUE LO HA CONVERTIDO EN SANTO

   De acuerdo con el funcionamiento del Vaticano para nombrar santa a una persona se le deben atribuir dos milagros. En caso de ser mártir, como es el caso de Óscar Romero, con un milagro sería suficiente.

   Para 'San Romero de América' el milagro llegó en 2015, cuando le atribuyen la recuperación de Cecilia Flores, una mujer salvadoreña que se encontraba en coma.

CeciliaFlores junto a la habitación de Óscar Romer

   Cecilia había sufrido cuatro abortos espontáneos en embarazos de alto riesgo y cuando tuvo a su último hijo fue diagnosticada con 'preeclampsia', una enfermedad que afectó a sus órganos internos. Entró en un coma inducido y sus médicos aseguraron que no había mucho que hacer para su recuperación.

   Después de ese diagnóstico, su marido encontró una Biblia familiar con una estampa del ahora santo y tras rezar junto a su mujer la oración que se incluía en ella, Cecilia despertó del coma.

Su recuperación fue muy rápida y actualmente no presenta graves secuelas, por lo que toda su familia y allegados instaron a la pareja a que hicieran público lo que había ocurrido. Finalmente, y después de investigar los hechos, la Iglesia ha concluido que el milagro es verídico, lo que ha sido suficiente para canonizar al santo.