Publicado 22/04/2021 23:43CET

Aficiones Unidas rechaza la Superliga y pide "respeto" para los aficionados

Archivo - LaLiga crea un coro con 42 aficionados de los clubes de fútbol
Archivo - LaLiga crea un coro con 42 aficionados de los clubes de fútbol - LALIGA - Archivo

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

Aficiones Unidas se ha posicionado en contra de la Superliga europea y ha pedido "respeto" para los aficionados, quienes "no pueden ser invocados sólo para fines comerciales", además de proponer una bajada de precios en los abonos y entradas para cautivar a los seguidores más jóvenes.

En representación de sus 38 federaciones de peñas y 800.000 peñistas, Aficiones Unidas se mostró en contra de la Superliga, "un conflicto que ha convulsionado el mundo del fútbol en los últimos días", indica en un comunicado este jueves.

"La evolución de las competiciones y de las estructuras que rigen del fútbol no puede hacerse en ningún caso a costa de los aficionados. No es procedente ni honesto que los clubes hablen en nombre de los aficionados sin consultar a los propios aficionados ni a sus legítimos representantes", explica.

En su comunicado, compuesto por diez puntos, Aficiones Unidas afirma que "los 4.000 millones de fans que tiene el fútbol alrededor del mundo no pueden ser invocados sólo para fines comerciales. Los aficionados somos más que consumidores. Somos parte del espectáculo y del fútbol mismo, y debemos ser tratados con el respeto y la consideración que merecen el resto de actores".

"Que el conflicto vivido en los últimos días sólo tendrá consecuencias positivas si sirve para reforzar la representación activa de los aficionados en los órganos de gobierno del fútbol (Federación, UEFA y FIFA) (...) los aficionados podemos y debemos tener un papel más relevante en la actividad de nuestros clubes, participando activamente en la toma de decisiones que afecten especialmente a la implicación social de los mismos", añade Aficiones Unidas.

Además, solicitan que "el criterio económico no ha de ser el único que determine la designación de sedes para las distintas competiciones" y ejemplifican con el Mundial de Catar y la Supercopa de España, que son -a su juicio- "contrarios al interés de los aficionados por razones tanto éticas como logísticas".

En otras cuestiones, Aficiones Unidas pide "respetar a los aficionados" con la compatibilización de los horarios "para que permitan disfrutar del fútbol en familia" y que "para atraer a la juventud y mantener el interés en el fútbol es fundamental que las entradas y los abonos tengan precios razonables, en consonancia con el momento que vivimos".

"Que la fiesta del fútbol necesita que los clubes favorezcan y apoyen el desplazamiento de aficionados a todos los partidos. Que sobre el fútbol base, el fútbol femenino y el fútbol amateur se asienta la pirámide de un deporte que ha de reforzar sus cimientos para seguir creciendo", sentencia Aficiones Unidas, recordando que "el fútbol somos todos", tal y como dice su lema.

Contador