Publicado 28/06/2024 17:25

Alemania busca los cuartos de la Eurocopa ante su bestia negra

Robert Andrich, Toni Kroos and Ilkay Gündogan of Germany during the UEFA Euro 2024, Group A, football match between Switzerland and Germany on June 23, 2024 at Deutsche Bank Park in Frankfurt, Germany - Photo Jurgen Fromme / firo Sportphoto / DPPI
Robert Andrich, Toni Kroos and Ilkay Gündogan of Germany during the UEFA Euro 2024, Group A, football match between Switzerland and Germany on June 23, 2024 at Deutsche Bank Park in Frankfurt, Germany - Photo Jurgen Fromme / firo Sportphoto / DPPI - Jurgen Fromme / firo sportphoto / AFP7 / Europa Pr

   La anfitriona quiere estar entre los ocho mejores de un gran torneo ocho años después y ganando a Dinamarca, algo que no hace desde 1996

   MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La selecciones de fútbol de Alemania y de Dinamarca se enfrentarán este sábado (21.00 horas) en el Signal Iduna Park de Dortmund para los octavos de final de la Eurocopa masculina, una eliminatoria en la que la anfitriona parte como favorita a pesar de que su rendimiento ha ido de más a menos a lo largo del campeonato y de que enfrente estará un conjunto danés al que no ganar desde 1996.

   Ha llegado la hora de la verdad. Después de dos semanas de fase de grupos, la Eurocopa entra en su fase decisiva. Y la primera gran favorita en entrar en juego será Alemania. La anfitriona, que ha ido de más a menos en lo que se lleva disputado de torneo, se medirá a una competitiva Dinamarca que, si bien no ha conseguido aun ganar ningún partido, tampoco sabe lo que es perder, consiguiendo un resultado de mérito como fue el empate (1-1) frente a Inglaterra.

   El combinado de Julian Nagelsmann tiene ante sí la oportunidad de volver a meterse en unos cuartos de final de un gran torneo por primera vez desde 2016. Desde entonces, solo han alcanzado los cruces en una ocasión, la Eurocopa 2020 en la que cayeron derrotados en octavos ante Inglaterra. Para lograrlo deberán mejorar su fútbol con respecto al último partido de la primera fase ante Suiza, encuentro en el que solo un gol de Niclas Füllkrug en el tramo final evitó la que hubiera sido su primera derrota.

   A Alemania le urge encontrar la mejor versión de sus mediapuntas si quiere derrotar al combinado danés. Y es que, desde el primer partido ante Escocia, Jamal Musiala, Ilkay Gündogan y, sobre todo, Florian Wirtz han tenido un bajón en su rendimiento. Una falta de ideas que ha acusado el juego ofensivo alemán que, sin esa frescura en tres cuartos, se convierte en previsible a la vez que lento.

    Otro de los problemas que debe resolver el combinado alemán es el de la delantera. Hasta el momento, Kai Havertz ha hombre elegido por Nagelsmann para liderar el ataque teutón, sin embargo, su bajo rendimiento de cara a portería --solo un gol de penalti en la primera fase-- y el buen momento que ha demostrado tener Füllkrug cuando ha entrado al partido desde el banquillo --máximo goleador alemán con dos goles-- hacen que ante Dinamarca, el técnico alemán pudiera plantearse un cambio de ariete.

    Pero además de los problemas alemanes que han evidenciado los últimos partidos, tendrán enfrente una selección a la que históricamente le ha costado ganar. En la retina de los aficionados al fútbol está la final de la Eurocopa 1992 en la que los daneses derrotaron a un gran equipo alemán con jugadores como Jürgen Klinsmann, Matthias Sammer o Thomas Haesler, pero no ha sido el único encuentro que han complicado a Alemania. De hecho, en el siglo XXI ambas selecciones se han medido en cinco ocasiones y el balance es de dos victorias danesas y tres empates.

   Datos históricos favorables a Dinamarca a los que se suman la competitividad del equipo de Morten Hjulmand. Los daneses se han metido en octavos de final invictos en un grupo liderado por Inglaterra, aunque su gran debe ha sido no conseguir ganar ningún encuentro. A pesar de ello, la calidad de un equipo que cuenta con nombres de primer nivel mundial como Christian Eriksen, Rasmus Höjlund, Pierre-Emile Hojberg y Andreas Christensen que les hace capaces de vencer a cualquier rival.

    Aun así para vencer a una potencia como Alemania, que además contará con el apoyo del público, Dinamarca debe seguir manteniendo la solidez defensiva que le ha acompañado en la primera fase, en la que tan solo ha recibido dos goles, siendo el equipo que menos remates ha recibido a portería con siete. Aunque además de eso, necesitarán mejorar en ataque, donde su producción ha sido bastante más discreta. En particular, a Hjulmand le urge recuperar a su máximo goleador en la fase de clasificación, Höjlund, que aun no se ha estrenado y al que se le ha visto desacertado en los tres primeros encuentros.

   En cuanto a las bajas, Negelsmann no podrá contar con el central del Leverkusen Tah, titular en toda la fase de grupos, por acumulación de amarillas, por lo que su lugar en el once lo ocuparía Schlotterbeck, que acompañará en el centro de la defensa a Rüdiger, tocado tras el partido ante Suiza pero que llegará a tiempo para el encuentro. Por otro lado, a Dinamarca le ocurre la misma situación con el centrocampista Hjulmand, por el que entraría Delaney en la alineación.

   Por último, a partir de ahora, cada partido de Alemania trasciende lo deportivo, ya que podría suponer los últimos minutos de Toni Kroos como jugador de fútbol. El campeón del mundo de Alemania y seis veces campeón de Europa a nivel de clubes, decidió que la Eurocopa 2024 fuera el final de su exitosa carrera deportiva. Por ello, los aficionados, ante Dinamarca, podrían estar disfrutando de los últimos minutos de Kroos como futbolista profesional.

FICHA TÉCNICA.

--POSIBLES ALINEACIONES.

   ALEMANIA: Neuer; Kimmich, Rüdiger, Schlotterbeck, Mittelstädt; Andrich, Kroos; Gündogan, Wirtz, Musiala; y Havertz.

   DINAMARCA: Schmeichel; Maehle, Andersen, Christensen, Vestergaard, Kristiansen; Höjberg, Delaney, Eriksen; Wind y Höjlund.

   --ÁRBITRO: Michael Oliver (ING).

   --ESTADIO: Signal Iduna Park (Dortmund).

   --HORA: 21.00/La 1.

Contador