Publicado 01/08/2021 13:09CET

Alexander Zverev alcanza la gloria olímpica tras vencer a Khachanov

01 August 2021, Japan, Tokyo: German gold medallist tennis player Alexander Zverev celebrates on the podium in the course of the medal ceremony of the Men's Singles tennis tournament at the Ariake Tennis Centre Court, during the Tokyo 2020 Olympic Games.
01 August 2021, Japan, Tokyo: German gold medallist tennis player Alexander Zverev celebrates on the podium in the course of the medal ceremony of the Men's Singles tennis tournament at the Ariake Tennis Centre Court, during the Tokyo 2020 Olympic Games. - Marijan Murat/dpa

MADRID, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

El tenista alemán Alexander Zverev se ha convertido este domingo en campeón olímpico tras derrotar en la final de Tokyo 2020 al ruso Karen Khachanov en un partido que se resolvió en dos sets (6-3 y 6-1) y en apenas 79 minutos de juego.

Zverev, que eliminó a Novak Djokovic en semifinales, fue el mejor en el Ariake Tennis Park y así lo confirmó en la final ante Khachanov, en la que no pasó apuros y puso muy pronto a su favor. Al tercer juego fue capaz de romper el servicio del ruso y encaminó una primera manga que fue coser y cantar por los errores no forzados de su oponente.

En el noveno confirmó el primer set con otra rotura, que le dejó en una notable disposición para acabar con Khachanov, poco acostumbrado a partidos de esta enjundia. Zverev quebró al ruso en el segundo saque y en el cuarto y ratificó -con su servicio- una medalla de oro histórica para Alemania.

Zverev, que releva a Andy Murray en el palmarés de los JJOO, logra el primer metal dorado en la historia para el tenis germano en el cuadro individual masculino, donde ya estuvo muy cerca de lograrlo en Sidney 2000 con la plata de Tommy Haas, quien cayó en la final ante el ruso Yevgueni Kafelnikov.

Sin embargo, no es el primer oro del tenis alemán porque sí lo consiguió, en el cuadro femenino, Steffi Graf en Seúl 1988. Cuatro años más tarde, en Barcelona, fue plata, la misma medalla que consiguió en Rio 2016 su compatriota Angelique Kerber.