Publicado 10/07/2020 00:01CET

AMP.- Fútbol/Primera.- (Crónica) Banega acerca al Sevilla a la 'Champions' y el Mallorca cree en la salvación

AMP.- Fútbol/Primera.- (Crónica) Banega acerca al Sevilla a la 'Champions' y el
AMP.- Fútbol/Primera.- (Crónica) Banega acerca al Sevilla a la 'Champions' y el - LALIGA

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Sevilla no afloja en su pelea por jugar la próxima edición de la 'Champions League' tras conseguir este jueves un triunfo de postín en su visita al Athletic Club (1-2), después de remontar al ritmo de un inspirado Éver Banega, mientras que el Mallorca sigue creyendo en la salvación después de vencer al Levante (2-0) gracias a los goles del 'Cucho' Hernández y Take Kubo en partidos de la jornada 35 en la Liga Santander.

En San Mamés, el Sevilla dio un golpe sobre la mesa y se agarró a la cuarta posición, empatado a puntos con el Atlético de Madrid en la tercera plaza. Los de Julen Lopetegui realizaron un ejercicio de empeño, talento y superación para tumbar el tanto inicial de Ander Capa. Un gol que descolocó los planes del conjunto andaluz.

El comienzo de los leones fue realmente bueno. Capa firmó el 1-0 tras un disparo de Vesga que desvió Koundé y permitió al ex del Eibar resolver con maestría ante Bono, el sustituito del lesionado Vaclik. Incluso el equipo de Gaizka Garitano pudo haber ampliado la ventaja con un disparo peligrosísimo de Iker Muniain.

El Sevilla mantuvo la compostura y se dio por contento con el marcador, aunque también comenzó a mandar avisos con alguna oportunidad de Lucas Ocampos. Así pasó, que Suso y Reguilón pusieron a prueba los reflejos de Unai Simón, uno de los mejores en el conjunto bilbaíno. Donde no pudo llegar el meta rojiblanco fue a la falta de Banega.

Corría el minuto 70 y el argentino, que reclamó el lanzamiento por delante de Munir, marcó un auténtico golazo desde la frontal. Ahí se creció el Sevilla que -cinco minutos después- culminó su remontada con un testarazo del enrachado Munir, a pase, nuevamente de Banega. El argentino rubricó una excelente actuación y dejó mucho más cerca al Sevilla de la Champions.

La situación es muy favorable para los nervionenses, que tienen seis puntos de ventaja sobre el Villarreal cuando quedan nueve por jugarse. El Athletic, que no tiró la toalla y rozó el poste en otro disparo de Muniain, se queda a tres unidades de la séptima posición a la espera de que dispute la Real Sociedad su partido.

Por su parte, el Mallorca no se da por vencido tras tumbar al Levante. El conjunto bermellón llevó la iniciativa y encontró premio a cinco minutos del descanso. El hambre y el buen hacer del Mallorca se transformó en el 1-0 gracias a un sensacional cabezazo del 'Cucho' Hernández tras un centro medido de Pozo. El gol desactivó a un Levante que ya no se juega nada en lo que queda de campeonato.

Los locales siguieron dominando en la segunda mitad, aunque Bardhi estuvo a punto de igualar nada más reanudar el choque. El cuadro balear mantuvo su jerarquía en el centro del campo y conservó bien la ventaja. Para colmo de los granotas, Kubo se inventó el 2-0 cuando apenas quedaban seis minutos para el final del choque.

El joven japonés, cedido por el Real Madrid, comenzó una jugada individual que se terminó enredando en el área. Sin embargo, el rechace cayó en sus botas y sólo tuvo que empujar el cuero al fondo de las mallas. El tanto extasió a un Mallorca que cree en la salvación. Si el Alavés no gana este viernes al Real Madrid estarán a cuatro puntos de obrar la permanencia.

EMPATE A NADA ENTRE EIBAR Y LEGANÉS

Por su parte, en Ipurua, Eibar y Leganés empataron sin goles en un extraño partido donde los pepineros llevaron la iniciativa en la primera parte, pero dieron por bueno el empate en la segunda. Los de Javier Aguirre están prácticamente descendidos -a seis puntos con nueve por jugar- y no fueron capaces de tirar la casa por la ventana en los minutos finales.

Es más, Pichu Cuéllar decidió perder tiempo como si el 0-0 fuese un buen resultado para los del Sur de Madrid. Kevin y Ruibal lo intentaron con varias ocasiones y el Eibar sacó la cara por la pelea de Kike García e incluso en una mano que reclamaron de Amadou. Pero no hubo mucho más. El árbitro perdonó la roja a Charles en el '75 y a partir de ahí murió el encuentro.

Ni una sola ocasión para un Leganés que languidece en Primera División y que está a punto de decir adiós a la máxima categoría tras cuatro temporadas, mientras que la Sociedad Deportiva Eibar ve como pierde dos puntos de colchón respecto al Mallorca y se queda a cuatro de los puestos de descenso, a falta de tres jornadas para la conclusión de LaLiga.