Publicado 17/09/2020 17:43CET

Aplazada la reunión para la mesa negociadora del convenio colectivo para los futbolistas de Segunda B

   MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La mediación para la composición de la mesa negociadora del convenio colectivo para los futbolistas de Segunda División B se ha aplazado hasta el próximo 5 de octubre al objeto de convocar a los representantes de los sindicatos Comisiones Obreras (CCOO) y UGT, informa la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) en un comunicado.

   Este jueves estaba convocada la celebración en la sede de la Fundación del Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) del procedimiento de mediación sobre la composición del banco social de la mesa negociadora del convenio colectivo para los futbolistas de Segunda B.

   Finalmente, esta reunión, según consta en el acta, "finalizó teniendo como resultado el aplazamiento al objeto de convocar a la reunión de mediación a las representaciones de CCOO y UGT". La nueva reunión se ha fijado para el 5 de octubre.

   La posición de AFE es trabajar para la firma de un futuro convenio para los futbolistas de Segunda División B en el que se regulen cuestiones como un salario mínimo, fijación del tiempo de la jornada laboral como en cualquier otro ámbito, vacaciones, régimen disciplinario, indemnización en caso de muerte o lesión invalidante, conciliación familiar o un estricto protocolo sanitario, entre otras.

   "Nuestra asociación considera fundamental la legitimación de las partes para negociar el Convenio Colectivo. Y para ello, AFE ha solicitado en el SIMA, en primer lugar y como sucedió con la Primera y Segunda División masculina, que sean los futbolistas de Segunda B los que mediante votaciones decidan qué sindicato les representa en la negociación del convenio", indicó AFE.

   AFE recordó que en el convenio colectivo para las futbolistas de Primera División también se contemplan dichas votaciones, "dado que es un convenio franja", algo que siempre ha defendido el organismo presidido por David Aganzo.

   "Otra cuestión fundamental es la representatividad que debe tener la patronal para que dicho convenio tenga efecto para la totalidad de los clubes. Sobre todo teniendo en cuenta que en 2021 entrarán en vigor nuevas normas en la competición y la Segunda B tendrá un nuevo formato (se llamará Primera RFEF) que afectará a muchos clubes", añadió.