Actualizado 27/07/2006 22:56:50 +00:00 CET

Argentina.- Lionel Messi espera que con Basile su papel en la selección adquiera "más protagonismo"

BUENOS AIRES, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El joven delantero argentino Lionel Messi reapareció públicamente en Argentina, y mostró su "decepción" por haber jugado pocos minutos en el pasado Mundial, aunque declaró que ahora con Alfio Basile se "abre una nueva etapa en su vida".

El punta del Barcelona, que rechazó tener cualquier tipo de desavenencia con José Pekerman, reconoció que tras la eliminación de Argentina dejo de "seguir el Mundial", aunque se "alegro" de que Italia fuera la vencedora.

"Después que perdimos con Alemania, no vi ningún partido más del Mundial. No me enteré de nada. La verdad, me gustó que Italia ganara el título. Me alegro por ellos, pero me parece que nosotros teníamos que estar ahí por el juego que demostramos. ¿La final? No la vi", añadió.

Del pasado Campeonato del Mundo, Messi, se quedó con el hecho de haber debutado "con 18 años", y esperó mucho del futuro con la albiceleste. "Con Basile van a cambiar muchísimas cosas, es un técnico nuevo, empieza otra etapa, hay que olvidar todo lo que paso", agregó.

El ariete sudamericano aún no entiende porque Pekerman le desplazó del once en tantos partidos, aunque reiteró que la relación entre ambos fue "correcta". "Habría que preguntárselo a Pekerman por qué no jugué mas minutos. Nunca tuve ningún problema con Pekerman, me hizo debutar. Me parece un entrenador muy bueno, si seguía no me hubiera desagradado", indicó.

En cuanto a su regreso en breve a España, Messi destacó el papel de Ronaldinho en el Barcelona, pese a su mediocre Mundial. "Ronaldhino es el mejor del mundo, quizás no brilló como lo hace siempre pero hizo muy buenos partidos y no hay ninguno como él", dijo.

Además, resaltó la calidad de Sergio Agüero, recién llegado al Atlético, al que le auguró un "brillante porvenir". "Agüero tiene muchísimo futuro, ya lo dije. Es un grandísimo jugador, no tengo dudas de que va a llegar muy lejos. No siente presión, juega como si nada", expresó.