Actualizado 16/02/2007 18:02 CET

Argentina.- El ministerio del Interior clausura por cinco partidos el Monumental de River Plate en Buenos Aires

BUENOS AIRES, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior argentino, Aníbal Fernández, anunció hoy que el estadio Monumental de Buenos Aires, donde juega sus partidos el River Plate, será clausurado por cinco partidos debido a los violentos incidentes del pasado domingo.

Hace cinco días, 'barras bravas' (aficionados violentos) del conjunto 'millonario' se enfrentaron en un sector recreativo del club durante el choque entre los locales y el Lanús, dejando un saldo de un herido de bala y tres por arma blanca. El motivo, al parecer, era dirimir quién se quedaba con el control de los grupos y por el reparto de dinero que entraría en forma ilegal.

"Venimos estudiando ese tema y sabemos quiénes son. Tenemos nombres, apellidos, direcciones y se las estamos haciendo llegar al fiscal Luis Cevasco. Hay elementos más que suficientes para haber adoptado esta medida", indicó Fernández respecto a los incidentes del Monumental en un anuncio inusual, ya que este tipo de sanciones son dadas a conocer por la Asociación del Fútbol de Argentina (AFA), presidida por Julio Grondona.

El político también lamentó la actitud del propio Grondona respecto al tema de la violencia. "La AFA no es una entelequia y no debería temblarle el pulso para decidir restar puntos", aseguró.

GRONDONA: "AQUÍ SE CONFUNDE LIBERTAD CON LIBERTINAJE".

Por su parte, Grondona, a su llegada de Caracas donde presenció el sorteo de la Copa América, dijo a la prensa que él es el responsable del fútbol en la Argentina, pero no de la "seguridad" criticando a la justicia. "No puede ser que los responsables de los disturbios entren por una puerta y salgan por la otra. Aquí se confunde libertad con libertinaje", afirmó.

Además, River Plate recusó al titular de la subsecretaría de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos, Javier Castrilli, por entender que ese funcionario, que había sugerido la clausura del Monumental, tenía prejuicios personales hacia la entidad bonaerense.

"Los testimonios de los testigos de la pelea son contundentes e involucran a dirigentes del club que los utilizan para mantenerse en el poder. Los dirigentes tienen miedo de hacer denuncias porque los amenazan a ellos o a la familia", confesó Castrilli en la noche del jueves.

El propio ex colegiado intuye que River habría mediado de alguna manera en la pelea entre sus 'barras brava' porque en un registro posterior al club se descubrieron "gasas manchadas con sangre y material quirúrgico", lo que hace suponer que los heridos tras los incidentes fueron atendidos allí mismo y no derivados a un hospital.

Además, tampoco ha ayudado al River que en los últimos días haya aumentado la violencia en el mundo del fútbol argentino culminado con la pelea de aficionados de dos equipos de Tercera con palos y piedras en las afueras de un estadio, con un saldo de 50 heridos e importantes destrozos materiales, aunque sin detenidos.

De este modo, River Plate no podría jugar en su estadio los partidos ante Racing (25 de febrero), Arsenal (11 de marzo) y Gimnasia de Jujuy (25), correspondientes al Clausura, y frente a Caracas de Venezuela (8 de marzo) y la Liga Universitaria de Quito (29), de la Copa Libertadores.