Argentina, Rusia y Nigeria, pelea a tres por la clasificación

Publicado 29/08/2019 13:42:19CET
Baloncesto/Mundial.- (Análisis) Grupo B: Argentina, Rusia y Nigeria, pelea a tre
Baloncesto/Mundial.- (Análisis) Grupo B: Argentina, Rusia y Nigeria, pelea a tre@NPHOTO-ALBERTO NEVADO/FEB

MADRID, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Grupo B del Mundial de China se presenta como uno de los más abiertos del campeonato, con las selecciones de Argentina, Nigeria y Rusia con planteles lo suficientemente serios como para exigir su presencia como mínimo en la siguiente fase, mientras que el equipo de Corea del Sur parte desde un escalafón teóricamente inferior, viendo la potencia de fuego de sus tres compañeras de grupo.

Argentina parecía encaminada a una época de dura transición tras la paulatina retirada de su 'Generación Dorada', ganadora del oro olímpico en Atenas 2004 y compuesta por los Manu Ginóbili, Andrés Nocioni, Carlos Delfino, Fabricio Oberto o Walter Herrmann, entre otros. Sin embargo, la 'Albiceleste' está encontrando relevos de garantías para seguir compitiendo al máximo escalafón.

Para empezar, porque desde el puesto de base las opciones son de primerísimo nivel. Los últimos MVP de la temporada regular y la Final de Liga Endesa, los madridistas Nicolás Laprovittola y Facundo Campazzo, son los encargados de llevar las riendas del equipo sudamericano, con el baskonista Luca Vidolza como su sustituto de garantías. Se trata de una terna de bases capaz de apretar en defensa, anotar desde fuera o en penetración y distribuir el balón con las máximas garantías.

El acompañante en el juego exterior del 'Facu' Campazzo, si se recupera favorablemente de un esguince sufrido en el partido de preparación ante Rusia, será el nuevo jugador del Casademont Zaragoza Nicolás Brussino. Escolta de corte clásico, posee muy buen tiro exterior, además de un físico que le permite atacar el aro con fuerza, siendo una de las vías de anotación habituales de la 'Albiceleste'.

En el juego interior, el incombustible Luis Scola seguirá siendo una pieza clave en la selección sudamericana, alcanzando el que será su quinto Campeonato del Mundo. Sus 39 años parecen no pesar en el cuerpo del ex ala-pívot de Baskonia, como demostró en la final Juegos Panamericanos, siendo el mejor jugador y máximo anotador con 28 tantos, ayudando a los suyos a conseguir la victoria argentina frente a la selección puertorriqueña.

Otros jugadores como el joven alero madridista Gabriel Deck o Marcos Delía, exjugador de Murcia y Joventut, deberán ofrece solidez a un grupo completado por nombres de la Liga Nacional de Básquetbol. Además, el equipo argentino se ha mostrado frágil en defensa durante los amistosos de preparación de las últimas semanas, por lo que su defensa será examinada por uno de los grupos más igualados del campeonato.

RUSIA Y NIGERIA COMPLETAN LA TERNA

El estrecho favoritismo del cuadro argentino podría verse discutido por dos adversarios con la suficiente calidad como para estar en la siguiente fase de grupos, aunque sus respectivas convocatorias han quedado deslucidas por sendas bajas, tónica general de este Mundial.

Los rusos, que no podrán contar con el lesionado Alexey Shved, tendrán en el escolta del Zenit de San Petersburgo Sergey Karasev a su principal argumento para colarse en la siguiente ronda. Su capacidad anotadora, unida a sus facultades para aportar también en la distribución del juego, será clave para que Rusia no eche mucho de menos a un jugador como Svhed.

Otros nombres habituales de la campeona del Europeo de 2007, como el alero Nikita Kurbanov o el ala-pívot Andrey Vorontsevich, dos de los cinco hombres que aporta el CSKA de Moscú al conjunto ruso, deberán dar un paso adelante y arropar a Karasev. La baja del ex NBA Timofey Mozgov deja huérfana de una gran referencia interior a Rusia.

Mientras tanto, la selección nigeriana se presentaba en este Mundial como campeona del Afrobasket y con una número importante de jugadores NBA en su prelista, pero el hecho de que hubiera dudas sobre si la Federación Nigeriana de Baloncesto fuera a sufragar los gastos del viaje y estancia en China hizo dudar con su presencia en el 'gigante' asiático.

Finalmente sí han viajado, y lo han hecho con el escolta Josh Okogie, de los Minnesota Timberwolves, y el alero Al-Farouq Aminu, de los Portland Trail Blazers, como puntales de un equipo que buscará ser el mejor conjunto africano en un Mundial. Jugadores ex NBA como Ike Diogu o el pívot Ekpeh Udoh serán primordiales en un bloque que puede hacer sufrir a sus rivales desde el dominio físico.

Además, Corea del Sur parte como la 'cenicienta' y tiene como referente al pívot nacionalizado Ricardo Ratliffe, de 'solo' 2,03 metros de altura y que compite en la liga local. Sus actuaciones en las 'ventanas' FIBA fueron claves para garantizar la presencia de Corea en su vecino chino.

Para leer más