Publicado 20/01/2021 18:19CET

El Athletic no quiere pagar su euforia en su torneo predilecto y ante un Ibiza peligroso

Asier Villalibre of Athletic Club during the arrival of the Athletic Club de Bilbao at Bilbao airport with the Champions trophy after winning the Spanish Soccer Super Cup against FC Barcelona, on January 18, 2021, in Bilbao, Spain.
Asier Villalibre of Athletic Club during the arrival of the Athletic Club de Bilbao at Bilbao airport with the Champions trophy after winning the Spanish Soccer Super Cup against FC Barcelona, on January 18, 2021, in Bilbao, Spain. - Inigo Larreina / AFP7 / Europa Press

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Athletic Club tratará de aparcar la euforia por la conquista de la Supercopa de España el pasado domingo para no sufrir ningún susto este jueves en su visita a la isla de Ibiza donde iniciará su andadura en una Copa del Rey que siempre despierta mucha ilusióin en el vestuario, aunque su rival ya ha avisado de lo que es capaz.

La llegada de Marcelino García Toral parece haber revitalizado a un conjunto vizcaíno que aparcó sus dudas para conquistar el primer título de la temporada dejando fuera a los teóricos favoritos Real Madrid (1-2) y FC Barcelona (2-3).

De este modo, un trofeo considerado en ocasiones 'menor' ha supuesto una dosis extra de energía tanto para el entrenador asturiano como para el vestuario de cara a comenzar la pelea en un torneo del 'k.o' donde las dos partes guardan buenos recuerdos de su última aparición.

Así, el de Villaviciosa ostenta todavía la condición de actual campeón como entrenador del Valencia, al que llevó a la conquista copera en la campaña 2018-2019, mientras que su nuevo equipo tiene la de finalista de una edición todavía inconclusa por el coronavirus y donde debe jugar ante la Real Sociedad.

Esa fusión hasta ahora positiva se pondrá a prueba ante un amenazante UD Ibiza-Eivissa que no renuncia a dar la sorpresa ante un rival que podría hacer rotaciones tras el esfuerzo "inmenso" realizado en Málaga y Sevilla, como apuntó Marcelino en la previa, donde avisó también que "sería un error relajarse" ante "el mejor equipo de la Segunda B por sus números".

La Copa siempre es muy importante para el equipo vizcaíno, que tiene ante sí un calendario exigente con duelo el fin de semana ante el Getafe, por lo que podría haber algunos retoques sobre el once que más ha trabajado el técnico asturiano con la entrada de jugadores como Unai Núñez, Lekue, Vesga, Berenguer, Villalibre o Morcillo.

Sobre ellos recaerá la responsabilidad de frenar a un Ibiza, uno de los mejores equipos de la División de Bronce y que ha empezado fuerte la temporada. El equipo isleño lidera su grupo de la Segunda División B sin haber perdido ningún partido y en la Copa viene de tumbar al Celta, un equipo que estaba en buen momento y al que zarandeó por 5-2.

Además, la pasada campaña el Ibiza estuvo cerca de dejar fuera a las primeras de cambio al FC Barcelona, que se salvó del susto con un gol en el 94 de Griezmann. El equipo de Juan Carlos Carcedo sólo ha encajado un tanto esta temporada en su liga y no ha perdido todavía en Can Misses, donde nadie tampoco le ha marcado.