Publicado 10/03/2021 18:06CET

El Atlético no puede remontar y deja solo al Barça en la Champions femenina

Strom salta por un balón en el Atlético-Chelsea de octavos de la Liga de Campeones femenina
Strom salta por un balón en el Atlético-Chelsea de octavos de la Liga de Campeones femenina - ALBERTO MOLINA

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

El FC Barcelona se quedó como único representante de la Primera Iberdrola en los cuartos de final de la Liga de Campeones 2020-2021 tras confirmar ese miércoles su pase ante el Fortuna Hjoerring danés y la eliminación del Atlético de Madrid ante el Chelsea inglés.

En su 'exilio' de Monza (Italia), el conjunto colchonero tenía la difícil misión de levantar el 2-0 que se trajo la semana pasada de Londres, pero como ya le sucediera en la ida, volvió a toparse con su mala puntería desde los once metros, con otro penalti, el tercero en total en la eliminatoria, desperdiciado.

Si Deyna Castellanos y Merel van Dongen no pudieron anotar sus respectivos lanzamientos el pasado miércoles y cambiar el devenir del cruce, en esta ocasión fue Toni Duggan la que tampoco pudo anotar en esta suerte, estrellando su lanzamiento en el larguero cuando el marcador aún reflejaba el empate sin goles.

Hasta entonces, el Atlético no había cesado de intentarlo y había tenido los mejores acercamientos ante un equipo inglés que prefería esperar algún contragolpe con el que sentenciar. Duggan tuvo la mejor al filo del descanso, pero Berger estuvo acertada.

Tras el descanso, el panorama no cambió y el dominio continuó siendo del equipo de José Luis Sánchez Vera, pero todas las esperanzas se fueron con el penalti fallado, porque instantes después, el Chelsea, como sucediese también en la ida, no perdonó el suyo y ya obligaba a las locales a marcar cuatro.

El Atlético de Madrid no se quiso rendir y al menos tuvo el premio del empate en el descuento a través de un disparo dentro del área de Laurent, pero que no evitó el adiós a la posibilidad de repetir los cuartos de la pasada temporada.

Ahí sí volverá a estar de nuevo el FC Barcelona, que no tuvo problemas ante el Fortuna Hjoerring danés, al que ya había batido claramente en el Johan Cruyff por 4-0 y al que volvió a ganar con autoridad en su estadio por 0-5.

El partido no tuvo excesiva historia para el equipo que entrena Lluis Cortés, que volvió a presentar su candidatura a pelear por el título con otra gran actuación y sin atisbo de relajación. Aitana Bonmatí abrió el marcador en el tramo final de la primera parte e hizo el segundo nada más iniciarse la segunda parte, y Mariona Caldentey, de penalti, Oshoala y Marta Torrejón cerraron la goleada.