Publicado 08/02/2021 15:00CET

Bordalás: "Me habría gustado que Lopetegui se hubiese disculpado conmigo"

Pepe Bordalas, head coach of Getafe CF, during the Spanish league, La Liga Santander, football match played between Athletic Club and Getafe CF at San Mames stadium on January 25, 2021 in Bilbao, Spain.
Pepe Bordalas, head coach of Getafe CF, during the Spanish league, La Liga Santander, football match played between Athletic Club and Getafe CF at San Mames stadium on January 25, 2021 in Bilbao, Spain. - Inigo Larreina / AFP7 / Europa Press

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del Getafe CF, José Bordalás, ha reiterado que su expulsión ante el Sevilla fue "totalmente injusta" y que la entrada de Djené a Lucas Ocampos fue "fortuita", y que le hubiese "gustado" que el técnico nervionense, Julen Lopetegui, le hubiese llamado para pedirle disculpas, además de recalcar que deben hacer un partido "impecable" si quieren ganar este martes al Real Madrid.

"No he hablado con él, me hubiera gustado que hubiera descolgado el teléfono y que se hubiera disculpado conmigo, es lo que yo hubiera hecho. Entiendo que uno pueda estar caliente y enfadado, pero cuando uno comete un error hay que tener la humildad suficiente para descolgar el teléfono, llamar y disculparse conmigo", declaró en rueda de prensa.

En este sentido, reconoció que no entendió el comportamiento del preparador vasco, que se dirigió hacia él cuando Lucas Ocampos era retirado en camilla tras una dura entrada de Djené; ambos fueron expulsados del banquillo. "No lo entiendo en absoluto, y menos los insultos y la falta de respeto hacia mí, hacia el Getafe y hacia mi equipo. Podemos entender el enfado, pero no el comportamiento que tuvo, es inaceptable", explicó.

"Mi expulsión totalmente injusta. En un gesto de profesionalidad fui a acercarme a Ocampos para ver cómo estaba y preocuparme por el estado físico del chico, y me encuentro con esa avalancha de insultos y de falta de respeto", continuó el preparador alicantino.

Además, desveló que ha hablado con el futbolista togolés sobre la acción. "Hablé con el chico, no estaba contento, porque, de manera fortuita, como se ha podido comprobar y algunos se empeñan en desviar la atención y en interpretar otra cosa... Djené es un tío muy noble. Este es un deporte de contacto y a veces se producen lesiones importantes en entradas fortuitas. No hubo ninguna mala intención. Estaba preocupado por la recuperación de Ocampos, que afortunadamente parece ser que no ha sido nada importante", aseguró.

También denunció que su equipo lleva enfrentándose a multitud de críticas las últimas temporadas. "Tenemos que convivir con el hecho de que cuando sucede una situación de este tipo todo el mundo aprovecha para señalarnos y criticarnos. Es la mochila que tenemos que llevar. Somos fuertes, somos ganadores a pesar de ser humildes y trabajamos con la máxima humildad para que nos afecte lo mínimo posible", expresó.

Aun así, no cree que esto influya en los colegiados. "Llevamos cuatro años dando un nivel impecable en todos los sentidos, en honestidad y honradez, en conseguir logros importantísimos, y llevamos aguantando todo tipo de calificativos. Los colegiados son profesionales y no se dejan influenciar, pero cuando repites tanto un mensaje negativo hay mucha gente que acaba creyéndoselo. Se hablaba de agresividad como un aspecto negativo del Getafe, pero cuando se dice de otro equipo es un elogio y una virtud. Afortunadamente tenemos grandes y muy profesionales en el arbitraje y no consideramos que se dejen influenciar", apuntó.

"En Sevilla, desde el minuto 1, se dirigieron al árbitro diciendo que perdíamos tiempo, y la gente acaba creyéndoselo, como si los demás equipos se diesen una prisa por sacar tremenda. Convivimos con ello y eso nos hace más fuertes. No andamos llorando, somos un equipo con muchas virtudes. Respetamos a todos los rivales y solo pedimos respeto", añadió.

"NO ENTIENDO QUE ZIDANE PUEDA ESTAR CUESTIONADO"

Por otra parte, Bordalás explicó que tras la derrota "contundente" en Sevilla han recuperado "a casi la totalidad de la plantilla", aunque a algunos "les falta ese ritmo después de haber estado parados mucho tiempo", y se mostró feliz por la recuperación de Mauro Arambarri, un jugador "muy importante para el equipo" y que les da "muchísimo".

El entrenador azulón reconoció también que le sorprende que se cuestione a Zinédine Zidane por la trayectoria del equipo blanco esta temporada. "No entiendo que Zidane pueda estar cuestionado. Es un hombre que ha sido un ejemplo y que ha ganado todo con el Real Madrid. Mi admiración hacia Zidane", indicó.

Además, reconoció que espera la "mejor versión" de los madridistas. "Es complicado, llega en un momento complicado para ambos equipos, y eso lo hace doblemente complicado y difícil", aseveró. "Un empate ante el Real Madrid siempre es un buen resultado, sumar puntos contra equipos del nivel del Real Madrid es un buen resultado. Nosotros siempre preparamos los partidos para intentar ganarlos pero sabemos que es difícil. Nunca mi equipo sale a empatar un partido, pero al final del mismo, si sumáramos un punto, sería una gran noticia", expuso.

Por último, no dio demasiada importancia a las ausencias con las que el Real Madrid afrontará el duelo de este martes. "El Real Madrid es un equipo grande con una gran plantilla. Las bajas, para cualquier entrenador, siempre son un contratiempo, pero son situaciones que pasan en todos los equipos. Nosotros también teníamos muchas bajas hasta hace unos días. Tiene un potencial enorme, un grandísimo entrenador, y nunca es un buen momento jugar contra él. Son equipos que pelean por grandes títulos. Sabemos que tenemos que hacer un partido impecable para poder ganar al Real Madrid", concluyó.