Publicado 20/12/2020 15:42CET

El Borussia Mönchengladbach sanciona a Marcus Thuram con un mes sin sueldo por escupir a un rival

19 December 2020, North Rhine-Westphalia, Moenchengladbach: Borussia Moenchengladbach's Marcus Thuram (L) exchange words with Hoffenheim's Stefan Posch during the German Bundesliga soccer match between Borussia Moenchengladbach and TSG 1899 Hoffenheim at
19 December 2020, North Rhine-Westphalia, Moenchengladbach: Borussia Moenchengladbach's Marcus Thuram (L) exchange words with Hoffenheim's Stefan Posch during the German Bundesliga soccer match between Borussia Moenchengladbach and TSG 1899 Hoffenheim at - Marius Becker/dpa-pool/dpa

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Borussia Mönchengladbach ha anunciado este domingo que ha sancionado con un mes sin sueldo al delantero francés Marcus Thuram por escupir en la cara al jugador del Hoffenheim Stefan Posch durante la derrota de su equipo el sábado en la Bundesliga.

El director deportivo del club, Max Eberl, confirmó la sanción. "Conocemos a Marcus desde hace casi dos años, conocemos a su entorno, a su familia, y no encaja con todo lo que pasó ayer. Por parte del club, le vamos a sancionar con el sueldo de un mes, que será donado. Él lo ha aceptado y además nos ha dicho que le gustaría hacer más cosas solidarias. Quiero, en nombre del Borussia, pedir perdón por lo sucedido. Marcus ha cometido un gran error por el cual va a ser castigado. Sigue siendo la persona que conocemos y no le vamos a dar la espalda", señaló.

Además, Eberl dijo que Thuram le había asegurado que había escupido a Poscho ""sin querer" y "después de maldecirle varias veces en francés en el calor del momento".

Según desveló, el futbolista de 23 años se disculpó anoche con Stefan Posch, el Hoffenheim, sus compañeros de equipo, el cuerpo técnico y los aficionados del 'Gladbach'. "Me gustaría hacerlo de nuevo concretamente en nombre del Borussia Mönchengladbach", indicó Eberl.

Thuram, que fue expulsado por su acción, pidió perdón tras el encuentro. "Hoy sucedió algo que no está en mi carácter y nunca debe suceder. Reaccioné ante un rival de manera incorrecta, fue algo que ocurrió accidentalmente y no intencionalmente. Pido disculpas a todos, a Stefan Posch, a mis rivales, a mis compañeros, a mi familia y a todos los que vieron mi reacción. Por supuesto, acepto todas las consecuencias de mis actos", afirmó.