Actualizado 16/11/2006 14:45:01 +00:00 CET

Brasil.- Roberto Carlos negocia hoy su renovación con el Real Madrid con la intención de seguir, como mínimo, hasta 2009

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

El defensa brasileño del Real Madrid, Roberto Carlos, que hoy negociará con el club su continuidad, confirmó hoy que su deseo sigue siendo el de retirarse en la entidad dentro de tres años y parece que no se conforma con los dos que le ofrecen.

El brasileño, que en abril cumplirá 34 años, termina contrato en junio de 2007, pero si juega esta temporada más de 35 partidos renovaría. El Real Madrid va a ofrecerle retirar esa cláusula y renovarle directamente hasta 2008, pero, por ahora, el brasileño no tiene el mismo pensamiento y quiere seguir al menos hasta 2009.

"Voy a hablar con Pedja y le voy a explicar lo que quiero. Mi intención es terminar mi carrera deportiva aquí y el club me iba a dar un año, pero como quiero jugar tres o cuatro más no terminaría mi carrera aquí y por eso quiero explicarle al club mis ideas", explicó el brasileño que, de camino al Bernabéu va "pensar" lo que le va a decir al director deportivo.

En su haber cuenta con el buen rendimiento que ha dado en las diez temporadas y media que lleva en el club, el hecho de haber renunciado a la selección brasileña para dedicarse sólo al club, el poder convertirse en 'maestro' de Marcelo, su esperado sucesor y las ofertas que recibió el pasado verano.

"CON CAPELLO ME SIENTO MEJOR QUE NUNCA"

Todas estas cosas se las explicará a Mijatovic, como desveló antes en rueda de prensa. "Tengo pensado decirles las ofertas que he tenido del Fenerbaçe y del Chelsea, dos propuestas que les hice llegar y me impidieron marcharme. No es por el contrato, sino por lo que he hecho por el Real Madrid estos diez años, jugando, ganando títulos. Los últimos no salieron bien, pero no puedo asumir toda la responsabilidad y la culpa", dijo.

"Ahora me siento bien jugando al fútbol y feliz y creo que es el mejor momento para ir a discutir con el club lo mejor para las dos partes. Es muy bonito que me den un año por el merecimiento de los últimos diez, pero el mundo actual no es así. Voy a pensar de aquí al Bernabéu, sin prisa. Si no firmamos hoy será el mes que viene o a final de temporada", señala, asegurando que "con la llegada de Capello" se siente "mejor que nunca, confiado y bien para jugar bien todos los partidos".

Así, reitera que hay que hablar "miles de cosas". "La preocupación son los años de contrato, ver lo que el Madrid me ofrece, hay que hablar. Vamos a intentar hablar con el club para que me ayude, yo ayudo al club para que Marcelo crezca, pero también quiero que el club me ayude, con las cosas que tengo en mi cabeza, pero son cosas fáciles que se van a arreglar", explica.

Y es que asegura que el fichaje de Marcelo no supone una amenaza, sino una alegría. "Va a tener que aprender la mentalidad europea. No le van a utilizar aún porque no tiene pasaporte y va a tener su tiempo de adaptación. Es un motivo de alegría porque cuando yo tenía 18 años también tenía idea de jugar en un club de talla mundial y él ha tenido la suerte, por sus merecimientos. Me alegro mucho porque nunca habían traído un lateral izquierdo, es una promesa muy buena para el futuro", expresó.

Marcelo, además, será también su sustituto en la 'canarinha', a la que Roberto Carlos ya renunció "para pensar sólo en el club". "El año que viene habrá 18 partidos y tendría que cruzar el océano 18 veces. Sin embargo, sólo pensando en el club no te cansas nunca, podría seguir aquí hasta los 40 años", bromeó.

"EL PROBLEMA NO ES EL DINERO, SINO QUE QUIERO SEGUIR JUGANDO"

Por otra parte, recalcó que el dinero no es un problema. "Estar discutiendo sobre dinero sería una locura. El problema no es la parte financiera, es que quiero seguir jugando al fútbol, y poder terminar mi carrera dos años o tres aquí y ser el mejor en mi posición", sentencia.

Finalmente, aseguró que no le ha molestado que Ramón Calderón haya dado por hecha la renovación, pero sí le recordó que aún no hay nada cerrado: "Han sido declaraciones de él creyendo que ya estaba todo hecho, pero le he recordado que no había nada firmado y que tengo sólo hasta junio y que iba a hablar con el club y me ha entendido".

"Sus palabras no me han sorprendido, me llevo muy bien con él, ha sido una de las personas por las que me he quedado aquí y creo que puedo hablar con ellos, decirles que he tenido otras ofertas, que me hicieron quedarme y ahora quiero un proyecto de futuro. Lo que yo quería en el Madrid me lo ha ofrecido el Fenerbahçe, no quiero ser director deportivo en tres años, quiero seguir jugando cinco más", concluyó.