Publicado 19/08/2021 23:40CET

Carreño se mete en cuartos de Cincinatti y Muguruza se despide en octavos de final

Archivo - Pablo Carreño celebra su pase a las semifinales del US Open 2020
Archivo - Pablo Carreño celebra su pase a las semifinales del US Open 2020 - SIMON BRUSTY/USTA - Archivo

MADRID, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

El tenista español Pablo Carreño sigue estirando su gran momento de forma desde que consiguiese el bronce olímpico en Tokio y este jueves certificó su presencia en los cuartos de final del Masters 1.000 de Cincinatti tras derrotar en dos sets (7-6(6) y 7-6(3)) al polaco Hubert Hurkacz, mientras que Garbiñe Muguruza se despidió del cuadro femenino.

Carreño sigue 'on fire' desde que acabase con Novak Djokovic para subir al podio de los Juegos Olímpicos. El gijonés mostró un gran nivel y estuvo especialmente certero en las dos muertes súbitas, que fue cuando se decidió el duelo. Contuvo al tenista polaco y no cedió su servicio hasta el desempate, pero poco le importó porque acabó de su lado.

En el segundo asalto, se repitió el guión con ambos tenistas muy fuertes con su saque hasta que en el segundo juego aprovechó Carreño para sacar tajada ante su rival. Sin embargo, el asturiano lo entregó en el quinto devolviendo la igualdad al partido. Tanto fue así que necesitaron un nuevo 'tie-break' que volvió a sonreír a Carreño.

El rival del español en cuartos de final será el ruso Daniil Medvedev, número dos del mundo y principal cabeza de serie en Cincinatti. Carreño ya le ganó recientemente -y contra pronóstico- en los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020. Un triunfo que casi le valió la medalla.

Por su parte, Garbiñe Muguruza cayó eliminada ante la checa Barbora Krejcikova, vigente campeona de Roland Garros, en un partido donde la tenista hispano-venezolana fue una montaña rusa. Comenzó cediendo el primer set casi sin oposición (6-1), pero fue capaz de levantarse cuando tenía todo en contra, recuperando sensaciones y comprometiendo a su rival.

Sin embargo, después de ese triunfo parcial en el 'tie-break' por 7-6(5), el tercero y definitivo fue de Krejcikova, que rompió el saque de la española en el quinto juego, colocó el 4-2 y encadenó tres juegos consecutivos para llevarse la manga y -en consecuencia- el partido con su billete para cuartos de final.

La única española que sobrevive en el torneo estadounidense es Paula Badosa, que juega en la madrugada de este viernes ante la kazaja Elena Rybakina en busca de un sitio entre las ocho mejores del certamen de Cincinatti, que se disputa sobre pista dura.

Contador