Publicado 25/04/2021 10:34CET

Cisco García: "Lo que más ilusión me haría sería jugar un 'Grand Slam'

Cisco García con los jóvenes de la iniciativa 'Talento Cruzcampo'
Cisco García con los jóvenes de la iniciativa 'Talento Cruzcampo' - FERNANDO RUSO

MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

El tenista español en silla Francisco 'Cisco' García se ve "con confianza y posibilidades" de clasificarse para los Juegos Paralímpicos de Tokio del próximo verano, aunque lo tiene difícil por su ranking y porque sólo lleva desde mediados de 2016 en un deporte que siempre le ha apasionado y donde tiene como gran ilusión el poder "jugar un 'Grand Slam'".

"Lo que más ilusión me haría es jugar un 'Grand Slam', pero sé que es una utopía porque sólo lo juegan los ocho mejores del mundo y eso es algo que pilla lejos. Creo que el que más posibilidades tiene es Martín (De la Puente)", señaló Cisco García en una entrevista a Europa Press.

Antes de tratar de cumplir ese sueño, el andaluz intenta otro también complicado como el de clasificarse para Tokyo 2020. "Estoy entre los cinco seleccionados por el Comité Paralímpico y tengo hasta el 8 de junio para clasificarme porque sólo van cuatro. Soy el que más difícil lo tiene porque estoy el cinco y el que lleva menos años jugando, pero voy a intentarlo", subrayó.

"En este momento estoy jugando muy bien y me veo con confianza y posibilidades, pero también es más complicado porque van suspendiendo torneos. Creo que hasta el último momento va a haber posibilidades", añadió el cordobés, al que todo lo sucedido con la pandemia y el parón deportivo le afectó porque al final de 2019 estaba "mejor de ranking" y en el 2020 la disputa de torneos para sumar puntos era "un poco lotería".

Cisco García tampoco se obsesiona con llegar a París dentro de tres porque desde hace tiempo ha "aprendido a no mirar a largo plazo" y ponerse "una presión innecesaria". "Tengo que ir paso a paso, día a día, y mejorar poco a poco. Lo bueno que tiene el tenis es que tiene muchos torneos y el poder subir de ranking o el ganar te motiva, es un camino bonito", reconoció.

El cordobés sufrió un accidente a finales de 2015 cuando practicaba snowboard en Austria que le provocó un daño severo en la espalda y optó por practicar el tenis en silla, pese a que le "ofrecieron jugar al baloncesto en silla, que está bastante profesionalizado". "Pero nunca me ha gustado y para ser bueno en algo debes hacerlo con pasión", advierte.

"El tenis era de mis pasiones y me llamó la atención que estaba muy profesionalizado también, de los tres que más en deporte adaptado. Tiene un circuito grande por el mundo, es de los pocos que no te dividen por lesión y me pareció un reto bonito", remarcó el cordobés.

"PENSABA QUE EL TENIS EN SILLA ERA MÁS SENCILLO"

Este no conocía el deporte adaptado antes de su lesión y tenía "una idea equivocada". "Pensaba que era un deporte más sencillo, que se jugaba a una velocidad más baja y que la no bola se golpeaba menos fuerte, pero cuando vi el primer partido cuando estaba ingresado, ya me impresionó", afirmó García, que ha tenido como "referentes" a Martín de la Puente o Dani Caverzaschi, que le han "ayudado mucho" y le han dado "buenos consejos".

Aunque sigue "colegiado", su entrada en el mundo del tenis provocó también su retirada hace un par de años de la abogacía. "Cuando en 2019 empecé con el tenis me ocupó tanto tiempo que tuve que dejarlo", expresó el tenista, que aunque también es 'influencer', escritor y padre, con lo que "más" disfruta es con su faceta deportiva.

"Me encanta estar entrenando, compitiendo y conociendo la parte dura de ser fuerte mentalmente para asumir las derrotas, aunque ser escritor también me gusta porque pude contar mi historia y mi filosofía de vida, y ha sido una locura de ventas. 'Irrompible' ya va por la sexta edición y está ayudando a que la gente supere muchas adversidades. Tengo muchas facetas, es muy entretenido, me gusta estar muy ocupado", confiesa.

En este sentido, revivir en su libro la parte del accidente fue "duro". "Cuando hablo del accidente en charlas lo tengo muy interiorizado pero lo hago de forma muy automatizada, no indago en recuerdos que son muy afilados. Lloré incluso cuando lo escribía, pero es una herramienta que me ha ayudado a ser feliz y me parece bonito que pueda ayudar a otra gente", resaltó.

Cisco García tiene claro que a la hora de afrontar una 'nueva' vida en una silla de ruedas "lo más duro es mentalmente". "Físicamente estaba en forma y aprendí a vivir con los brazos relativamente rápido, pero te cambian muchas cosas", comentó.

"VERTE REFLEJADO EN SILLA EN UN ESCAPARATE ES UN CHOQUE PARA LA MENTE"

"Verte reflejado en un escaparate en silla de ruedas era un choque para mi mente y la autoestima, y tienes que trabajar eso para ir superándolo poco a poco. Es un trabajo de adaptación que me ha salido rápido, pero es básico aceptarlo porque son cosas que no puedes cambiar y como te pelees con ellas es como darte cabezazos contra un muro", avisa.

Por este motivo, el tenista está seguro de que en lo referente a la discapacidad las barreras en la sociedad son más mentales que arquitectónicas. "La gente te mira con cierta lástima y eso es duro, pero las redes sociales me han ayudado a normalizarlo, a que vean solo a al persona y que haces las cosas con pasión y alegría. Hay un camino largo, pero va a llegar el momento en el que todo se normalice y sea más natural", deseó.

También tiene palabras de agradecimiento al Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo. "Te enseña a ser independiente, a vivir en la silla, y también te ayuda a adaptar la cabeza. Es un gran hospital y le tengo mucho cariño porque me ayudaron, pero también recuerdos amargos porque allí viví la época más dura de la lesión y estás muy débil", puntualizó el andaluz.

Cisco García realizó estas declaraciones a Europa Press tras acudir como invitado al evento 'Talento Cruzcampo', la plataforma social impulsada por la Fundación Cruzcampo para ayudar a los jóvenes a despertar su talento, en este caso a la elaboración de un menú especial de degustación para varios de los deportistas que están en el CEAR de La Cartuja de Sevilla.

"Ha sido un evento muy bonito, he podido conocer un poco más el trabajo de la Fundación Cruzcampo en la formación de chicos y chicas en la hostelería. Han hecho a los deportistas un menú de cara a Tokio saludable y he podido hablar con ellos y conocer su historia", indicó.

El cordobés coincidió allí con otros deportistas y con los que pudo compartir experiencias y dudas, sobre todo de deportes que conoce "menos como el remo o el piragüismo". "Fue interesante, me divierte saber como entrenan otros deportistas y disciplinas", sentenció.

Contador