Publicado 04/08/2020 17:33CET

Los clubes alemanes de fútbol acuerdan un protocolo para el posible regreso de los aficionados a los estadios

Fútbol.- Los clubes alemanes de fútbol acuerdan un protocolo para el posible reg
Fútbol.- Los clubes alemanes de fútbol acuerdan un protocolo para el posible reg - Rolf Vennenbernd/dpa - Archivo

FRÁNCFORT (ALEMANIA), 4 Ago. (dpa/EP) -

Los 36 clubes que integran la primera y la segunda división del fútbol alemán acordaron este martes un protocolo común para el posible regreso de al menos algunos aficionados a los estadios.

La junta de accionistas de la Liga Alemana de Fútbol (DFL) aprobó en una videoconferencia una serie de cambios temporales para el desarrollo de los partidos, que incluye la ausencia de aficionados visitantes, de espectadores de pie y la prohibición de beber bebidas alcohólicas.

Otro punto relevante es la introducción temporal de la compra de entradas personalizadas por internet, con el objetivo de posibilitar un rastreo de cadenas de infección si hay un caso de coronavirus.

"La prioridad en Alemania no son los estadios llenos, sino la situación sanitaria", subrayó el director general de la DFL, Christian Seifert, durante una conferencia de prensa.

"En este momento el coronavirus sigue siendo parte del juego y juega un papel importante. Al igual que otras áreas, el fútbol profesional solo puede volver por etapas a su funcionamiento normal", agregó.

Seifert precisó que la decisión final sobre la admisión de espectadores a los partidos de la Bundesliga y la segunda división germana a partir del tercer fin de semana de septiembre, ya sea al comienzo de la temporada o poco después, es una cuestión de las autoridades. La primera ronda de la Copa Alemana está programada del 11 al 14 de septiembre.

Recientemente, el primer ministro del estado federado de Baviera, Markus Söder, expresó sus dudas en vista del creciente número de nuevas infecciones al alegar que es "muy difícil imaginarse" partidos de la Bundesliga con 25.000 espectadores. La discusión se centra ahora en la posibilidad de admitir un número menor de espectadores en las gradas.

A mediados de julio, la DFL había enviado una guía orientativa a los clubes para que pudieran elaborar conceptos individuales de seguridad e higiene en consulta con las autoridades sanitarias locales.

Los clubes han establecido regulaciones conjuntas para el manejo de las entradas y la prohibición del alcohol. Estas medidas, como también la prohibición de la permanencia de espectadores de pie, se aplicará inicialmente hasta el 31 de octubre. En tanto, la celebración de partidos sin público visitante y el rastreo de posibles focos de infección se aplicará hasta fin de año.

Seifert comentó que el sistema de rastreo es responsabilidad de los clubes y al mismo tiempo anunció que el llamado grupo de trabajo 'Futuro del Fútbol Profesional' comenzará su trabajo el próximo mes.

Por su parte, algunos políticos y grupos de aficionados como la organización 'Unsere Kurve' (Nuestra curva), criticaron los planes de la DFL. "A pesar de todas las ganas que tengo como visitante regular al estadio, estamos viviendo en una pandemia. La razón siempre debe poner la protección de la salud en primer lugar", dijo el miembro de la junta directiva de 'Unsere Kurve', Jost Peter, a la radio rbb. "Si el número de casos aumenta y el resultado es que no se puede asistir al partido de fútbol, entonces tengo que aceptarlo", declaró.

Según Peter, en el caso de una admisión de espectadores deberá haber reglas claras si las entradas solo estarán disponibles en forma personalizada por internet. "Los datos proporcionados deben utilizarse (únicamente) para la protección de la salud y no para otros fines", como el control de los aficionados, dijo. Peter subrayó que esta obligación debe ser expresada abiertamente por los clubes.