Actualizado 16/11/2006 12:36 CET

Colombia.- Montoya intentará debutar en Copa Nextel en Miami el domingo

CHARLOTTE (CAROLINA DEL NORTE), 16 Nov. (EP/AP) -

El colombiano Juan Pablo Montoya intentará hacer su debut en la Copa Nextel en la pista de Homestead, al sur de Miami, a bordo de su auto Dodge con el número 30.

El dueño de la escudería, Chip Ganassi, había considerado durante poco tiempo colocar al colombiano a correr a bordo de un Dodge con el número 42, que es conducido por Casey Mears y tiene un lugar garantizado en la competencia. Sin embargo, el auto número 30 aún no tiene plaza y Montoya deberá buscar la clasificación para competir en la carrera del domingo.

"Se ganará un mayor respeto si clasifica al coche en lugar de llevar el que ya está garantizado, y ¿no es eso de lo que se trata?, ¿de ganarse el respeto?. A fin de cuentas, Juan no quería un boleto gratis a la carrera", dijo Ganassi.

Montoya anunció en julio que dejaría la Fórmula Uno, la serie más prestigiada de carreras de autos en el mundo, para competir en la NASCAR, y conduciría el Dodge con el número 42 que dejó vacante Mears al salir de la escudería.

La última carrera de Mears con la escudería de Ganassi será el domingo en Homestead, y el dueño del auto señaló que el número 42 tenía la mejor oportunidad de los dos de llevarse su primera victoria juntos. Mears fue líder durante 75 vueltas en la carrera de Homestead la temporada pasada, antes de terminar en quinto lugar.

"Casey fue líder durante muchas vueltas en esta carrera y tenemos que darle todas las oportunidades para que gane la carrera", dijo Ganassi.

Mears se oponía a conducir el auto número 20, y había dicho en Phoenix el domingo pasado que prefería salir del equipo que conducir el auto secundario.

Montoya ha obtenido resultados diferentes en sus primeras tres carreras en la categoría Busch: un debut impresionante en Memphis, seguido de problemas en Texas y un vigésimo lugar en Phoenix el sábado.

Sin embargo, sus esfuerzos más recientes fueron particularmente complicados por el tránsito que se generó en la parte posterior de la competencia, pues fue difícil de maniobrar. Ahora tendrá la oportunidad de poner a prueba sus habilidades en contra de los mejores pilotos de la NASCAR en la última carrera de la temporada.