Copa Davis.- El capitán del equipo argentino avisa de que Australia llegará con "sed de revancha"

Actualizado 20/09/2006 19:46:10 CET

BUENOS AIRES, 20 Sep. (EP/AP) -

El capitán del equipo argentino de la Copa Davis, Alberto Mancini, advirtió hoy de que Australia llegará con "sed de revancha" a las semifinales de la Copa Davis por lo que deberán jugar "tranquilos y no subestimarlos".

"Nosotros le ganamos sobre hierba y ellos van a querer hacer lo mismo sobre nuestra superficie", explicó Mancini, en referencia al triunfo argentino del año pasado en Sydney. "Sin duda, ellos tienen sed de revancha por lo que no nos podemos confiar", destacó antes del entrenamiento en el Parque Roca, escenario de ese partido entre el viernes y el domingo.

El partido se jugará sobre tierra batida, la superficie predilecta de los argentinos, pero la presencia en Australia de Lleyton Hewitt alerta a los argentinos. "Se trata de un jugador de los mejores, al que hay que respetar", dijo "Luli" Mancini.

Hewitt es mal visto por la "legión argentina" con la cual ha tenido varias rencillas en el circuito por la forma exagerada de festejar tanto sus aciertos como los errores ajenos. David Nalbandian fue quien más duro cargó contra Hewitt. "No tiene amigos" en el circuito, dijo, asegurando que su presencia no le "preocupa para nada".

Australia ha ganado la Ensaladera de Plata en 28 ocasiones, pero le ha ido mal con Argentina en tiempo recientes. Además de esa derrota en Sydney, cayó 5-0 en Buenos Aires en el 2002. En choques por la Davis, Argentina-Australia están igualados 2-2.

Argentina nunca ganó la Davis y la única vez que llegó a la final fue en 1981, cuando con sus míticos tenistas Guillermo Vilas y José Luis Clerc perdió 3-1 en Cincinnati ante Estados Unidos, liderado por John McEnroe.

El ganador de esta serie se medirá en final con el que salga airoso del otro choque entre Estados Unidos y Rusia, que se enfrentarán en Moscú.

Nalbandian, Juan Ignacio Chela, José Acasuso y Agustín Calleri componen el equipo argentino, mientras que el australiano lo forman Hewitt, Mark Philippoussis, Wayne Arthurs y Paul Hanley.

Argentina viene de lograr una histórica victoria frente a Croacia, el campeón de 2005, como visitante, mientras que Australia dejó en el camino a Bielorrusia, en casa.