Coutinho tira de Brasil en el estreno de la Copa América

Publicado 15/06/2019 16:44:48CET
COPA AMÉRICA

   MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Un doblete del jugador del FC Barcelona Philippe Coutinho dio esta madrugada a la selección de Brasil el triunfo ante Bolivia (3-0) en el partido inaugural de la Copa América, que se disputa hasta el 7 de julio en Brasil, un resultado con el que pretenden abrir camino hacia un trofeo que no alzan desde 2007.

   En el Estadio Morumbi de São Paulo, los de Tite sacaron el partido sin excesivo brillo pero con solvencia, en un torneo que afrontarán sin su gran estrella, Neymar, por su lesión de tobillo. Todo tras una primera parte insulsa y tras la que la afición local despidió con pitos a los suyos cuando encaraban el túnel de vestuarios.

   La 'Verde-amarela' comenzó a carburar en la reanudación, y ya en el minuto 50 consiguió adelantarse tras la actuación del VAR. El árbitro argentino Néstor Pitana, tras observar la imagen en pantalla, decretó penalti por mano de Adriano Jusino ante un remate de Richarlison, y Coutinho, con un disparo ajustado al palo derecho, no falló.

   Solo tres minutos después, el campeón europeo con el Liverpool Roberto Firmino puso un gran centro para que de nuevo el barcelonista, de cabeza, anotase el segundo tanto de la noche. Everton, ya en el 85 y con el combinado boliviano desahuciado, cerró la goleada con un remate desde desde fuera del área.

   "Fue un partido muy disputado, como suelen ser los partidos debut. Cuando hicimos el primer gol, empezamos a jugar de la manera correcta, como queríamos, con más concentración y mejor dominio de pelota. Creo que el resultado fue justo", explicó Coutinho a los medios oficiales del torneo. La primera jornada del Grupo A concluirá este sábado con el encuentro entre Venezuela y Perú en Porto Alegre.

   Antes del partido, se vivió la ceremonia inaugural, que culminó con la interpretación de la canción oficial del torneo, 'Vibra el Continente', por parte del brasileño Léo Santana y la colombiana Karol G. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, siguió la ceremonia desde un palco, precisamente en la jornada en que su gobierno sufrió la primera huelga general desde su llegada al poder hace casi seis meses.