Actualizado 15/08/2007 19:24 CET

Cuba.- Un ex boxeador y un reconocido senador brasileños solicitan a Castro otra oportunidad para los púgiles cubanos

BRASILIA, 15 Ago. (EP/AP) -

Un ex boxeador y un reconocido senador brasileños pidieron el miércoles en una carta abierta al líder cubano Fidel Castro dar "una nueva oportunidad" a los dos púgiles cubanos que estuvieron desaparecidos en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro, para que participen en el Mundial de boxeo de Estados Unidos y en los Juegos Olímpicos de China.

La carta fue publicada en las páginas editoriales del diario 'Folha de Sao Paulo' y está firmada por el ex boxeador brasileño Eder Jofre, de 71 años, bicampeón mundial; y Eduardo Matarazzo Suplicy, de 66 años, senador por el oficialista Partido de los Trabajadores (PT), del presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva.

Al considerar que los boxeadores cubanos Guillermo Rigondeaux y Erislandy Lara "reconocieron el error de abandonar la delegación (cubana) en vísperas de las luchas (en los Panamericanos de Río), que ya están de vuelta al seno de sus familias y que son campeones olímpicos con posibilidades de ser nuevamente vencedores, pedimos que Cuba les pueda dar una nueva oportunidad como merecen todos los seres humanos", señalan Jofre y Suplicy en la misiva, titulada 'Carta abierta a Fidel Castro'.

El presidente cubano afirmó que Rigondeaux y Lara ya no tenían cabida en el equipo cubano de boxeo, y consideró la posibilidad de que Cuba no participe en el Mundial de Estados Unidos para evitar "ofrecer carne fresca a los tiburones de la mafia", en palabras del propio Castro.

"Si eso significa que Guillermo Rigondeaux y Erislandy Lara no podrán representar a Cuba en el Campeonato del Mundo y después en los Juegos Olímpicos de Pekín, nos gustaría hacer un apelo humanitario al gobierno de Cuba", señalaron en su carta los brasileños para que se permita a los púgiles acudir a ambas citas.

No obstante, Jofre y Suplicy destacaron que cualquiera que fuera la decisión de las autoridades cubanas sobre los dos boxeadores, deseaban resaltar su respeto a ella. "Ambos sabemos que no debemos interferir en las decisiones internas y soberanas de cada país", afirman.

El bicampeón olímpico y mundial Rigondeaux y el campeón mundial Lara desaparecieron el 22 de julio de la Villa Panamericana y no se presentaron a sus respectivos combates. Ambos fueron arrestados por la policía brasileña 11 días después en un balneario cerca de Río de Janeiro porque se vencieron sus visados y fueron deportados a Cuba a comienzos de este mes.

Posteriormente, la empresa promotora alemana 'Arena' comunicó que los dos boxeadores firmaron contratos profesionales de cinco años, y la embajada germana en Brasil indicó que ambos solicitaron visados de trabajo para Alemania, pese a que los propios protagonistas aseguraron a su regreso a Cuba que nunca intentaron desertar.