Se cumplen 50 años del mítico salto de Bob Beamon

El salto de Bob Beamon en 1968
WIKIPEDIA
Publicado 18/10/2018 0:25:33CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 18 Oct. (Notimérica) -

   Los Juegos Olímpicos celebrados en México en 1968 son unos de los más recordados de la historia y se conocen como 'los Juegos del Poder Negro'.

   Las reivindicaciones que demandaban la igualdad en términos raciales recorrieron el mundo entero, como el famoso 'Saludo Black Power'. Además, los deportistas con origen afroamericano consiguieron grandes récords históricos. El mejor ejemplo de ello fue Bob Beamon.

   El estadounidense consiguió la mejor marca hasta ese momento en salto de longitud: saltó 8,90 metros, mejorando en 55 centímetros la marca anterior. Hoy, 18 de octubre, se cumplen 50 años de ese mítico salto.

   Sin duda, fue un momento mágico para Beamon. En competiciones posteriores, ni siquiera él mismo puedo alcanzar de nuevo esa marca y sus siguientes saltos no pasaron de los 8,22 metros.

El récord permaneció infranqueable durante 22 años, hasta que el estadounidense Mike Powell consiguió saltar 8,95 metros en el Campeonato Mundial de Atletismo disputado en 1991, en Tokio. No obstante, el de Beamon sigue siendo todavía el actual récord olímpico de salto de longitud, y 50 años más tarde, el segundo salto más largo de toda la historia.

   

   A pesar de que nació en Nueva York, Beamon nunca rechazó sus orígenes afroamericanos y luchó por el reconocimiento de los derechos de los ciudadanos negros.

   De hecho, unos meses antes de las Olimpiadas fue expulsado de la Universidad de Texas por negarse a competir contra los atletas de la Universidad Brigham Young de Utah, cuyo equipo no aceptaba a negros.

   

Contador