Publicado 13/08/2021 13:59CET

El delantero Sergio García se retira a los 38 años

Archivo - El jugador del RCD Espanyol Sergio García
Archivo - El jugador del RCD Espanyol Sergio García - RCD ESPANYOL - Archivo

BARCELONA, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

El delantero Sergio García De la Fuente ha anunciado este viernes que se retira del fútbol, a sus 38 años y colgando las botas en la Montañesa de Barcelona, después de una larga carrera con casi 500 partidos y 128 goles.

"El fútbol me ha acompañado toda la vida. Desde bien pequeño, en el barrio, el balón era mi compañero inseparable. Ahora toca decir hasta aquí! Me retiro como futbolista después de toda una vida enamorado de este bendito deporte", anunció en su cuenta de Instagram.

Sergio García, dos veces internacional con España y campeón de la Euro 2008, asegura haber logrado lo deseado. "Cumplí mis sueños rodeado del afecto de los míos, mi vida transcurrió entre viajes, hoteles, victorias, derrotas y goles. Así fui creciendo en lo profesional y en lo personal", comentó.

El de Nou Barris (Barcelona) se retira en la Montañesa, equipo de su barrio, después de pasar por FC Barcelona, Levante UD, Real Zaragoza, Real Betis, RCD Espanyol y Al-Rayyan, además de jugar con España y también amistosos con la selección catalana.

"El fútbol me ha dado mucho durante estos años. De cada club me llevo algo especial, porque sin ellos, nada de esto hubiese sido posible. Gracias a todos por haberme dejado ser partícipe de vuestra historia y gracias a vuestras aficiones que me mostraron siempre su cariño más sincero", señaló.

"Espero y deseo que todos mis compañeros y representantes se hayan sentido orgullosos de mí, de la misma manera que yo me siento feliz de haber compartido con ellos todo este tiempo", manifestó al respecto.

Ahora dice adiós a su etapa de futbolista, pero no al fútbol. "Este es solo el final de una parte de mi historia de amor con este deporte, la de futbolista. Aunque bien seguro el balón seguirá rodando cerca de mí. ¡Muchas gracias y hasta pronto!", concluyó.