Publicado 10/05/2024 20:55

Djokovic entra en Roma con una buena versión

Novak Djokovic
Novak Djokovic - Victor Joly / DPPI / AFP7 / Europa Press

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El tenista serbio Novak Djokovic venció (6-3, 6-1) este viernes al francés Corentin Moutet para estrenarse con buen pie en el torneo de Roma, quinto Masters 1000 de la temporada, de menos a más hasta desquiciar a un rival con una seria guerra interna.

El número uno del mundo se quitó de encima un debut en el Foro Italico que pintó peligroso en los primeros juegos. El francés pegó con todo y aprovechó el desorden del serbio para ponerse 1-3, pero su temperamento y el juego en aumento de su prestigioso rival le fueron sacando del partido sin remedio.

'Nole', seis veces campeón en Roma, retomó la gira europea sobre tierra tras ser baja en Madrid y después de hacer semifinales en Montecarlo, con alguna de las sensaciones encontradas que dejó en el Principado. Fallos con su saque que le costaron dos 'breaks', aunque puso rápido remedio mientras Moutet se desesperó él solo.

El francés no aprovechó ese lapsus de un Djokovic que cedió sus dos primeros servicios, pero del 1-3 pasó al 6-3 en favor de un número uno picado. El de Belgrado siguió fallando alguna que otra bola, pero pegó con mucha intención, profundidad y contundencia, obligando a la defensa a un Moutet que no tuvo respuesta.

El francés se enredó con el juez de silla, el mítico Carlos Bernardes, y con su banquillo, con un nivel de excitación que hacía imposible encontrar el juego perfecto que exigía el número uno. Se aguantó de romper la raqueta, sonó incluso su móvil en el inicio del segundo set, pero el espectáculo de tenis lo puso Djokovic.

Tras poner el 2-0 y pedir que arreglaran un agujero en la pista, el campeón de 24 'grandes' rompió dos veces más al 'lucky loser', repescado de la previa, (6-1) para salir crecido de su debut romano. El número uno del mundo, con opción de afianzar es trono ante la ausencia de Jannik Sinner y Carlos Alcaraz en Roma, se medirá ahora en tercera ronda con el chileno Alejandro Tabilo.

Contador