Publicado 15/04/2020 12:22:30 +02:00CET

Un estudio revela que la crisis del COVID-19 puede aumentar los casos de ansiedad y depresión en futbolistas

Fútbol.- Un estudio revela que la crisis del COVID-19 puede aumentar los casos d
Fútbol.- Un estudio revela que la crisis del COVID-19 puede aumentar los casos d - Nigel French/PA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los futbolistas pueden sufrir un incremento en la ansiedad y en casos de depresión durante la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, según revela un informe sobre la salud mental de los jugadores en este periodo realizado por Asociación Australiana de Futbolistas Profesionales (PFA) en colaboración con el sindicato FIFPro.

El documento 'Síntomas de salud mental en el fútbol profesional durante la crisis mundial del coronavirus' implicó a más de 150 jugadores australianos que participaron en un estudio de investigación entre marzo y abril, dirigido por el Director Médico de FIFPro, Vincent Gouttebarge.

Según indicó la web de la PFA este miércoles, este informe "planteó una serie de tendencias alarmantes" como que el 77 por ciento de los futbolistas masculinos y femeninos informaron de su preocupación por su futuro profesional, y que el 58 por ciento comunicó durante el confinamiento forzado "síntomas de ansiedad" y el 45 por ciento "demostró síntomas de depresión".

"Estas cifras tienen una tendencia exponencialmente más alta que durante los períodos regulares de tiempo, cuando, por ejemplo, los síntomas de ansiedad de moderada a severa alcanzan un pico de alrededor del 8 por ciento en los futbolistas y son más altos que la población general, que alcanza un pico del 5", puntualiza.

Para John Didulica, presidente ejecutivo del sindicato de futbolistas australianos, "estas tendencias alarmantes deberían ser una llamada de atención y deberían reformular correctamente el enfoque de la COVID-19 en el fútbol desde los impactos económicos hasta los humanos y de salud".

"Ampliar los desafíos inherentes a COVID-19 es la incertidumbre. Todos somos conscientes de que la economía futura del deporte cambiará y que todos debemos adaptarnos a eso. Sin embargo, lo que no debería cambiar es un compromiso de apoyar a nuestra gente, y la incertidumbre actual es fundamental para el aumento de los desafíos respecto a la salud mental que experimentan los jugadores", añadió.