Publicado 24/04/2020 17:56CET

FASFE apela a "refundar el fútbol" tras la crisis del coronavirus

Fútbol.- FASFE apela a "refundar el fútbol" tras la crisis del coronavirus
Fútbol.- FASFE apela a "refundar el fútbol" tras la crisis del coronavirus - Oscar J. Barroso / AFP7 - Archivo

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español (FASFE) ha criticado los planes de LaLiga de reanudar las competiciones domésticas, lamentando que por temas económicos "no pueda permitirse parar ni unos meses", y ha apelado a "refundar" ese fútbol "enfermo" sobre "unos cimientos sanos", para que sea "más democrático y sostenible".

"Creemos que se nos brinda una oportunidad y debemos aprovechar esta coyuntura crítica para parar y reflexionar. Llegó la hora de, al igual que en muchas otras facetas de la vida, repensemos el fútbol como parte de la vida social de nuestras comunidades. Por estas razones, las aficiones hacemos un llamamiento al resto de grupos implicados en nuestro deporte para refundar el fútbol sobre unos cimientos sanos", señaló la asociación en un comunicado.

En este sentido, resaltó que la vida y la salud son "más importantes" que el negocio, y que esta circunstancia debe aprovecharse para "conseguir un fútbol más democrático y sostenible". "Como aficiones organizadas preguntamos a los dirigentes del fútbol, al resto de grupos implicados en nuestro deporte y a las autoridades que ejercen competencias sobre él si de verdad queremos este modelo de fútbol ajeno a la sociedad y a la vida. Para nosotros la respuesta es clara: no lo queremos", reiteró.

Por ello, lamentó que LaLiga esté pensando en reanudar la competición cuando aún persiste la "alerta sanitaria gravísima con cientos de muertes cada día por la COVID-19", y aseguró que el fútbol "no debe vivir en una burbuja ajena a la sociedad en que se desarrolla y obedecer a intereses externos e incluso opuestos a ella".

"Cualquier proyecto de reiniciar la competición exponiendo a los participantes a la enfermedad, usando recursos médicos imprescindibles en otros sectores como el de los profesionales sanitarios y erradicando la componente social del fútbol al celebrar los encuentros cuando es imposible que haya afición en las gradas, solo puede ser considerado normal por dirigentes de un fútbol enfermo, con delirios de autosuficiencia y no conscientes de que el fútbol es parte de una sociedad que ahora mismo está sufriendo", subrayó.

Así, cree que "no se sostiene" el argumento económico, teniendo en cuenta que otros sectores más importantes para la economía de España, como el turismo, están parados y "a nadie en su sano juicio se le ocurre reiniciar su actividad". "Esta razón económica no encaja además de ninguna manera con las manifestaciones de los últimos años de la propia Liga presumiendo de la gran salud financiera de nuestros clubes, no podemos creer que esa salud sea tal si no puede permitirse parar unos meses en estos momentos de grave crisis sanitaria", manifestó.

Además, recordó que en el fútbol no profesional no se plantea terminar la temporada porque no existen "intereses externos", cuando sí son categorías donde hay "un problema financiero". "Esto manifiesta los desequilibrios que subyacen al insostenible modelo de negocio propugnado por LaLiga. Un modelo de negocio que concentra ingentes recursos en muy pocas entidades y personas en la cúspide profesional, sin que esos ingentes recursos redunden en una mejor salud financiera de toda la pirámide de nuestro fútbol", indicó.

Esto evidencia, para FASFE, que el modelo de fútbol español "solo funciona para la superélite", que para que le siga funcionando "no puede permitirse parar ni unos meses cuando la razón y la decencia dictan que lo haga". "Estamos convencidos de que el cambio habrá de venir de la participación de todos, incluidas las aficiones, y el nuevo fútbol deberá tener siempre en cuenta por fin a todos los colectivos que estamos implicados en él", aseveró.

"Creemos firmemente que el fútbol que debemos refundar debe ser compatible con la vida de sus comunidades, sostenible en todos sus estratos, debe seguir el ritmo de la sociedad de la que forma parte, cohesionarla e inspirarla, debe poder parar y arrancar con el pulso de nuestras vidas sin tener que forzar esperpentos antisociales y perversos para realizar unos ingresos que lo arrojan a la inhumanidad. En definitiva, queremos un fútbol para todos y todas los que lo amamos. Tenemos otra oportunidad, hagámoslo bien esta vez", concluyó.