Publicado 18/03/2021 20:14CET

La final de Copa entre el Athletic y la Real Sociedad será sin público

Archivo - Iker Muniain of Athletic Club during the Spanish league, La Liga Santander, football match played between Athletic Club and Real Sociedad at San Mames stadium on December 31, 2020 in Bilbao, Spain.
Archivo - Iker Muniain of Athletic Club during the Spanish league, La Liga Santander, football match played between Athletic Club and Real Sociedad at San Mames stadium on December 31, 2020 in Bilbao, Spain. - Inigo Larreina / AFP7 / Europa Press - Archivo

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

La final de la Copa del Rey 2019-2020 que deben disputar el próximo 3 de abril el Athletic Club y la Real Sociedad se jugará finalmente a puerta cerrada y sin público por la situación con el coronavirus, según confirmó este jueves la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

El organismo indicó en un comunicado que "la situación epidémica actual y las medidas establecidas que suponen el cierre perimetral de la movilidad, tanto para la comunidad autonóma de Andalucía, como de la provincia de Sevilla, hacen inviable que aficionados no residentes en la provincia puedan acudir a presenciar dicho encuentro".

"De todo esto se ha informado a ambos clubes, que han comunicado que acatarían cualquier decisión de la RFEF. Se ha valorado especialmente el hecho de que las aficiones no puedan desplazarse y acudir al estadio de la Cartuja, acordando la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía y la Real Federación Española de Fútbol, que dicho partido se desarrolle sin la asistencia de público en las gradas del estadio de La Cartuja", añadió la RFEF.

Esta decisión federativa se produce después de que el Gobierno español, a través de Carolina Darias, ministra de Sanidad, señalase este miércoles que no veía "adecuada, oportuna y conveniente" la asistencia de público a esta final de la Copa del Rey de fútbol por el acuerdo de practicar cierres perimetrales, limitación de la movilidad y los contactos sociales durante las festividades de San José y Semana Santa, y la no celebración de "eventos masivos que impliquen aglomeración de personas".

La RFEF informó que, "a lo largo de las últimas semanas", mantuvo "distintas reuniones con la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía" para analizar "la situación asistencial sanitaria y los datos epidemiológicos actuales en Sevilla".

En este sentido, subrayó que esta administración sanitaria comunicó que "la celebración de dicho encuentro con afluencia de público supondría la calificación de riesgo epidémico moderado por COVID-19, lo que permitía la asistencia de un aforo limitado".

Además, el ente federativo recordó que, "de común acuerdo" con el Athletic y la Real Sociedad, decidió aplazar a 2021 la celebración de esta final por la situación sanitaria "con el objetivo de aspirar a que se celebrase con la asistencia de ambas aficiones". "Bajo esa premisa, la RFEF ha trabajado siempre dentro del más estricto marco de cumplimiento a las decisiones de las autoridades sanitarias, siendo siempre sensibles a sus recomendaciones", puntualizó.

"Ante las diferentes informaciones difundidas, la Consejería de Salud y Familias y la RFEF ponen de manifiesto que ésta es la única comunicación oficial por parte de las ambas instituciones. Todas las partes mantienen la reunión prevista para esta tarde en la sede de la RFEF en Las Rozas", concluyó la nota federativa.

REUNIÓN ENTRE LOS DOS CLUBES Y RFEF

En la reunión vespertina entre la RFEF y los presidentes de los dos finalistas, ambos mostraron su conformidad con la decisión tomada. "Hemos asumido y -de nuevo- quiero acompañarme del rival, de la Real Sociedad, que era el momento de seguir siendo responsables, más todavia ahora en una situación sociosanitaria en la que todos necesitamos colaborar para contenerla y detenerla", indicó Aitor Elizegi, presidente del Athletic.

"Quizá sea la final más importante que estamos jugando y ahí sí que estamos unidos. Sólo que tiene que haber un vencedor", añadió el máximo dirigente del club bilbaíno.

De igual forma se manifestó Jokin Aperribay, su homólogo en la Real. "Ambos equipos estamos para ayudar, comprendemos la situación actual y hemos aprendido todas las dificultades existentes y lo que tenemos que hacer ahora es cumplir los consejos de las autoridades sanitarias", comentó.

"La Real Sociedad quiere manifestar la máxima colaboración la decisión adoptada. Esperamos estar presentes en otras finales y que la afición pueda estar en más finales", sentenció.

Por su parte, el director de Competiciones de la RFEF, Alfredo Olivares, recordó que "el máximo anhelo de los clubes y de la RFEF ha sido que esta final se disputase con público". "Hemos esperado hasta el momento en el que que entendíamos que podíamos tener esta asistencia, pero se ha adoptado una decisión responsable y -sobre todo- por las últimas medidas del confinamiento perimetral que evitaban que la afición pudiera desplazarse", apostilló.

Contador