¿Qué fue de Hugo Sotil, el peruano que jugó en el FC Barcelona con Johan Cruyff?

Hugo Sotil
YOUTUBE
Actualizado 08/03/2017 7:15:45 CET

   LIMA, 8 Mar. (Notimérica) -

   Hugo Sotil Yerén es un exfutbolista peruano considerado uno de los mejores jugadores de la historia de Perú y, junto a Teófilo Cubillas y Héctor Chumpitaz, el máximo exponente de la notable generación de futbolistas de su país de la década de los 70.

   A día de hoy, el exjugador recuerda su paso por el equipo azulgrana como uno de los mejores momentos de su vida, por lo que según algunas de sus declaraciones, se podría decir que Hugo Sotil vive en una constante melancolía.

   Sotil formó parte de la Selección de fútbol peruana con la que ganó la Copa América 1975, además de llegar a cuartos de final en los mundiales de México de 1970 y Argentina en 1978 y jugar en el Fútbol Club Barcelona entre 1973 y 1977.

   La fama del que apodaban 'Cholo', que este miércoles celebra su 68 cumpleaños, cobró dimensión internacional gracias a su fichaje por el club catalán en 1973, donde jugó junto al que era el mejor jugador del mundo de la época, Johan Cruyff y los españoles Juan Manuel Asensi y Carles Rexach, conformando uno de los mejores ataques de todos los tiempos del Barça.

   Con el FC Barcelona ganó la Liga española de fútbol en la temporada 1973-1974. Además, ese mismo año fue protagonista de la histórica goleada del equipo azulgrana al Real Madrid por cero a cinco goles en el estadio madrileño Santiago Bernabéu.



   En el conjunto catalán jugó tres temporadas en las que disputó un total de 111 partidos marcando hasta 33 goles. De rápida definición dentro del área, Sotil jugaba como delantero de una forma implacable, además de exhibir su magnífico regate. Sin embargo, toda luz tiene su sombra, y es que el 'Cholo', tenía un gran apego a la bebida lo que molestaba mucho al técnico del Barcelona Rinus Michels, por lo que el club contrató al holandés Neeskens para reemplazarlo.

   En 1977 regresó a su país para jugar por Alianza Lima, reencontrándose con Cubillas y alternando con otras figuras de la época como César Cueto, La Rosa, Ravello, Duarte y Velásquez. Al año siguiente participó en la Copa Libertadores de 1978, llegando a semifinal y anotando cinco goles en nueve partidos.

   Su carrera fue brillante, pero muy corta, aunque suficiente para dejar una huella imborrable en la afición peruana que gozó de su extraordinaria habilidad, así como de su amabilidad, lo que le fraguó una gran popularidad. Sotil fue considerado el mejor dribleador y regateador del mundo en la década de 1970, por encima del argentino René Houseman.

MELANCOLÍA AZULGRANA

   A finales de 2005 fue nombrado el primer socio honorario de la peña oficial del FC Barcelona en la capital peruana, la Peña Blaugrana de Lima. Y es que a día de hoy Sotil recuerda la época que jugó en el Barcelona como uno de las mejores de su vida, ya que según declaraciones recogidas por 'Sport' "llegar al Barça fue lo más lindo que me pasó en mi carrera".

   Tras un incidente en las instalaciones del club que le vio crecer, el Deportivo Municipal de Lima, el exfutbolista expresó que en Barcelona "me adoran, soy un ídolo allí, pero aquí, en mi tierra, me tratan muy mal. En Barcelona sin embargo soy como Messi para los hinchas de ese tiempo y aquí, en mi tierra, en mi club, en mi camiseta, me tratan muy mal, no me dejan ni entrar".

   A sus 68 años, Hugo Sotil tiene fama de ser un tipo solitario y atrapado por la melancolía. Además, no se cansa de decir que cuando muera, quiere que lo entierren con una camiseta del Barcelona.