Publicado 04/03/2021 17:49CET

Fútbol. EH Bildu cree que Aburto insiste en acoger la Eurocopa para "escenificar que no es Bilbao la que rompe contrato"

BILBAO, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El grupo municipal EH Bildu ha considerado que, con su "insistencia" para que Bilbao sea sede de la Eurocopa de fútbol, el alcalde, Juan Mari Aburto, busca "escenificar que no es Bilbao la que rompe el contrato" y justificar, así, su "mala gestión en este tema".

En un comunicado, la portavoz de EH Bildu Bilbao, Jone Goirizelaia, se ha preguntado si la "insistencia" del alcalde por su apuesta para que Bilbao sea sede la Eurocopa "no se debe a que dispone de información que señala que la UEFA descarta a la capital vizcaína" para ese evento.

De esta forma, la portavoz soberanista se ha referido a las declaraciones del alcalde en las que ha insistido en la apuesta "decidida" del Ayuntamiento para que la Villa sea una de las sedes de la Eurocopa de selecciones de fútbol de este verano y se ha mostrado "sorprendido" por las noticias que apuntan a una posible exclusión de la capital vizcaína como una de las sedes el evento, ya que los organizadores desean que los partidos se puedan celebrar con público en las gradas.

Goirizelaia ha asegurado que, "a estas alturas, a nadie le queda ninguna duda de que se trata de un evento más que arriesgado, en la difícil situación que vivimos y los datos así lo manifiestan".

En ese sentido, ha recordado que actualmente tenemos "2.800 parados más tras un año de Covid, el PIB ha disminuido un 10%, la entrada de viajeros internacionales ha bajado un 70% y el índice de confianza tanto de la ciudadanía como del ámbito empresarial es pesimista".

Además, ha advertido de que "salvo grandes imprevistos, el estado de alarma seguirá, por lo menos, hasta mayo y parece que la Liga finalizará sin público". "En el mejor de los escenarios, desde un punto de vista sanitario, y según el plan BiziBerri, en junio los eventos al aire libre podrían contar como máximo con 1.200 espectadores", ha señalado.

Estos datos, a su juicio, ponen de manifiesto que "el impacto económico y social que pueda tener este evento será negativo para los bilbaínos".

"Como ha dicho el alcalde, el Gobierno municipal lleva seis años trabajando en ello, gastando cantidades importantes de dinero las arcas públicas, por lo que, ahora se ve en un aprieto y, en lugar de realizar un ejercicio de cordura, apearse y rendirse a la evidencia, sigue erre que erre tirando adelante con su apuesta porque Bilbao sea sede, cuando todas las informaciones apuntan a que es la propia organización la que pone en entredicho la capital vizcaína", ha indicado.

Desde EH Bildu, se preguntan si la insistencia del alcalde y del equipo de gobierno "no será una manera de tirar balones fuera, escenificar que no es Bilbao la que rompe el contrato y justificar así su mala gestión en este tema".