Actualizado 16/03/2012 21:20:09 +00:00 CET

FUTBOL-Estaremos listos para el Mundial 2014, dice Brasil a FIFA

Por Hugo Bachega

BRASILIA (Reuters) - La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aseguró el viernes al jefe de la FIFA, Joseph Blatter, que el país estará listo para organizar la Copa del Mundo de fútbol en el 2014, aliviando las tensiones por la lentitud de los preparativos para el evento.

"Estamos muy contentos con el resultado de esta reunión. Ustedes ven a un presidente de la FIFA sonriente", dijo Blatter en una conferencia de prensa tras reunirse con Rousseff en Brasilia.

"La presidenta (...) dijo que no hay duda de que el Gobierno implementará todas las garantías que se le han dado a la FIFA", agregó.

A principios de este mes, Jerome Valcke, secretario general del ente rector del fútbol mundial, dijo que las autoridades brasileñas necesitaban una "patada en el trasero" para acelerar los preparativos para el torneo.

Blatter y Rousseff no hablaron sobre las declaraciones de Valcke en su reunión, según una fuente gubernamental que pidió no ser identificada.

Las declaraciones de Valcke causaron gran revuelo en Brasil, haciendo que el ministro de Deportes, Aldo Rebelo, dijera que el Gobierno no aceptará más al francés como hombre clave de la FIFA para el Mundial.

"Jerome Valcke continúa trabajando para la FIFA", dijo Blatter. "El problema entre Jerome Valcke y Brasil es un problema que tiene que resolver el presidente de la FIFA", agregó.

Valcke y Blatter emitieron una disculpa pública por las declaraciones y el secretario general de la FIFA canceló un viaje a Brasil que tenía planeado con anterioridad.

Rebelo aceptó las disculpas pero se negó a decir si Brasil volverá a trabajar con Valcke.

El país está enfrentando fuertes críticas por la lentitud de las preparaciones para el torneo.

Aunque la mayoría de los 12 estadios están en la etapa prevista, el transporte y la infraestructura hotelera en la mayoría de las ciudades anfitrionas siguen siendo insuficientes para recibir la enorme afluencia de visitantes que se espera lleguen a Brasil.

El Gobierno brasileño está luchando también para mejorar los aeropuertos, asociándose en tres ciudades con operadores privados que se comprometieron a hacer grandes inversiones en la construcción de nuevas terminales.

Sin embargo, algunos de los cambios en los aeropuertos no estarán listos a tiempo para el Mundial.

La FIFA también está preocupada por los retrasos de la votación en el Congreso de Brasil sobre un proyecto de ley que adopta normativas para el torneo y para el evento previo, la Copa Confederaciones 2013.

Una de las cláusulas claves del proyecto de ley permitirá la venta de alcohol en los estadios, algo que la FIFA ha estado pidiendo en nombre de los patrocinadores de cerveza.

El alcohol está prohibido en los estadios brasileños desde que se implementó la suspensión en el 2003 para desalentar la violencia entre los hinchas rivales.