Actualizado 23/08/2011 09:00 CET

FUTBOL-Federación de México pide solución a problema inseguridad

MEXICO DF (Reuters/EP) - La Federación Mexicana de Fútbol (Femexfut) pidió el lunes a las autoridades resolver el problema de inseguridad que vive el país, dos días después de que un partido fue suspendido por una balacera afuera del estadio Corona de la ciudad de Torreón, en el norte de México.

La balacera, que se originó la noche del sábado por una agresión contra la policía municipal de Torreón ocasionó la suspensión del partido entre Santos Laguna y Monarcas Morelia a los 40 minutos, cuando se encontraba empatado sin goles.

"Reiteramos a todos los niveles de gobierno que acuerden y resuelvan de fondo el problema que afecta nuestra sociedad", dijo en rueda de prensa Decio De María, secretario general de la Femexfut.

"Lo que sucedió es algo que debemos de combatir y provocar que se resuelva con las autoridades competentes. Los perímetros de un estadio hacia afuera son responsabilidad del gobierno, debemos ser claros en el diagnóstico para encontrar las soluciones pertinentes", agregó De María.

Al escuchar las detonaciones, los jugadores y árbitros corrieron a refugiarse hacia los vestidores, mientras que aficionados se tiraron al suelo de las gradas para protegerse y después muchos de ellos bajaron al campo. Varios hinchas sufrieron crisis nerviosas y desmayos.

El club Santos informó el domingo mediante un comunicado que algunas instalaciones del Territorio Santos Modelo, complejo donde se encuentra el estadio, sufrieron impactos de bala.

"Nuestros protocolos de seguridad serán mejorados y perfeccionados pero ahí no está el tema, está en otro lado, y el no querer enfrentarlo es no partir del diagnóstico correcto. La diversión y el espectáculo es algo que como sociedad necesitamos", puntualizó el directivo.

Esta es la primera vez que un partido de fútbol es suspendido por un hecho de violencia desde que el Gobierno lanzó a fines del 2006 una ofensiva militar contra los cárteles de las drogas.

En el norteño estado de Coahuila, donde se encuentra Torreón, ha venido aumentando la violencia vinculada con el narcotráfico.

En todo el país han muerto más de 42,000 personas por la violencia ligada con los cárteles de las drogas desde que el presidente Felipe Calderón asumió hace más de cuatro años y medio.

"Esto es un reflejo de lo que como país vivimos. Creo que la voluntad de parte de nosotros y de la federación es total para poder continuar con nuestro espectáculo", dijo Alejandro Irarragorri, presidente del club Santos.