FUTBOL-Julio César reclama por balón "parece de supermercado"

Actualizado 28/05/2010 20:08:32 CET

Por Pedro Fonseca

JOHANNESBURGO (Reuters/EP) - El arquero de la selección brasileña de fútbol, Julio César, está horrorizado con el balón que será usado en la Copa del Mundo de Sudáfrica, a la que comparó con las que venden en supermercados.

"Es terrible, horrorosa, parece aquellas pelotas que compras en el supermercado", dijo cuando le preguntaron su opinión sobre el balón Jabulani, fabricado por Adidas, tras entrenar por primera vez con él el viernes en las dependencias de un colegio cercano al hotel donde se hospeda el plantel brasileño.

Julio César no explicó porqué considera tan mala esa pelota, pero el preparador de arqueros de Brasil y ex seleccionado nacional Wendell dijo que la Jabulani, que significar "celebrar" en la lengua Zulu, es demasiado liviana por ser de cuero sintético y por eso gana mucha velocidad y hace curvas extrañas en los remates más enérgicos.

"El peligro para los arqueros es adelantarse. Necesitan quedarse en una posición de seguridad, o de otro modo el balón va a caer atrás", afirmó Wendell a la prensa después de dirigir el entrenamiento de los arqueros de la selección.

Julio César, titular absoluto de Brasil y que tuvo un papel fundamental esta temporada en los títulos conquistados por el Inter de Milán en el Campeonato Italiano, la Copa Italia y la Liga de Campeones, también reclamó la presencia de jugadores rivales en las barreras formado por los arqueros al momento del cobro de una falta.

Según él, las reglas del fútbol siempre perjudican a los arqueros, dado que las autoridades del deporte quieren ver más goles.

"El arquero no tiene ventaja en nada. A la hora de la falta, en que el equipo rival ya está en ventaja, todavía colocan a dos o tres jugadores al lado de la barrera para molestar", opinó.

TAFFAREL

Una de las sorpresas del entrenamiento de arqueros de la selección brasileña fue la presencia del ex portero Cláudio Taffarel, campeón del mundo en 1994, quien ayudó a Wendell pese a haber sido contratado por la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) para observar a los rivales en el Mundial.

El ex titular de la selección en los Mundiales de 1990, 1994 y 1998 dijo que esperaba ver el certamen desde su casa, pero que después recibió una inesperada invitación del técnico Dunga, su ex compañero en la selección, para integrar la comisión técnica del plantel.

"Fui llamado por Dunga para ser observador, pero llegando aquí Wendell pidió un poco de ayuda. Estoy viviendo estos momentos con una alegría impresionante. Ya estuve aquí tres veces (en Mundiales), pero parece que es mi primera", aseguró.