Actualizado 31/01/2011 16:53 CET

FUTBOL-Violencia marca inicio Torneo Apertura fútbol paraguayo

ASUNCION (Reuters/EP) - La primera fecha del Torneo Apertura del fútbol paraguayo fue suspendida por una agresión al portero uruguayo Pablo Aurrecochea, un incidente que reavivó la preocupación por la seguridad en los estadios y que esta semana será evaluado por la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF).

El hecho ocurrido el domingo, que se suma a los cada vez más frecuentes incidentes violentos en el fútbol local, evidenció la necesidad de aumentar los controles a los hinchas organizados o "barras brava" que suelen enfrentarse tanto dentro como fuera de las canchas.

Aurrecochea recibió el impacto de una piedra en la cabeza que le produjo un profundo corte cuando su equipo se preparaba para medirse con el popular Cerro Porteño en el estadio Feliciano Cáceres de la ciudad de Luque, aledaña a Asunción.

Tras la agresión, los jugadores de Guaraní se negaron a entrar en el campo por considerarlo poco seguro y el árbitro suspendió el partido. El arquero recibió luego dos puntos de sutura.

Simpatizantes de Cerro Porteño se habían enfrentado en las gradas en un encuentro disputado el jueves por primera fase de la Copa Libertadores de América frente a Deportivo Petare de Venezuela, que fue suspendido brevemente debido a los incidentes.

Un portavoz de la APF dijo a Reuters que el organismo esperaba un informe de los árbitros para analizar posibles sanciones y resolver si se reprograma el encuentro. Guaraní dijo que iba a reclamar los puntos, en tanto Cerro reclamó que pediría la reprogramación.

Un asesor jurídico de Cerro Porteño señaló al diario ABC que el reclamo de Guaraní era en venganza tras el polémico pase del delantero Jonathan Fabbro, quien dejó el club tras un reclamo judicial para fichar por Cerro.