Publicado 10/04/2020 11:59:06 +02:00CET

Goles con historia: El penalti de Cesc cambia el destino de España

Goles con historia (X): El penalti de Cesc cambia para siempre el destino de Esp
Goles con historia (X): El penalti de Cesc cambia para siempre el destino de Esp - RFEF - Archivo

   MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

   AUTOR: Cesc Fàbregas.

   FECHA: 22 de junio de 2008.

   LUGAR: Ernst Happel (Viena).

   PARTIDO: España - Italia (0-0 -4-2 en los penaltis-, cuartos de final de la Eurocopa de Austria y Suiza 2008).

   CONTEXTO: La selección española llegaba cuestionada a la cita continental, después de que Luis Aragonés dejase fuera a Raúl González y otorgase el brazalete de capitán a Iker Casillas. Xavi e Iniesta cargaron con el peso del juego de 'la Roja', que comenzó a ganarse su cariñoso apelativo. A la contundente victoria del debut ante Rusia (4-1) le siguieron las conseguidas ante Suecia (1-2) y Grecia (1-2), que le dieron su billete a cuartos ante Italia. Tocaba acabar con la maldición.

   EL GOL: Los de Roberto Donadoni medían en el Ernst Happel las aspiraciones de España, y el partido no defraudó. Aunque no pudo desplegar su mejor fútbol, 'la Roja' dispuso de 22 ocasiones, pero no pudo perforar la portería de Buffon ni en el tiempo reglamentario ni en la prórroga. Todo se decidiría en la tanda de penaltis. David Villa no falló el primer lanzamiento, como tampoco lo hicieron Grosso y Cazorla. Casillas apareció por primera vez para detener el disparo de De Rossi. Senna y Camoranesi, dentro; Güiza se encontró con el portero transalpino, y Di Natale, con Casillas. Ante los 11 metros se plantó Cesc, que tenía la oportunidad de poner fin a la maldición de cuartos, que duraba ya 24 años. Diez pasos atrás y pitido del colegiado; con un tiro cruzado a la izquierda de Buffon, metió a España en la siguiente ronda.

   ¿Y DESPUÉS?: Lo que pasó tras aquella noche en Viena permanecerá para siempre en la memoria de los aficionados españoles. Tras Italia llegó de nuevo Rusia, a la que volvieron a superar (0-3), y el 29 de junio, en el mismo escenario, Fernando Torres sorprendía a Alemania con un tanto que permitía levantar el segundo título continental 44 años después. Todavía quedaba, dos años más tarde y con Vicente del Bosque al frente, el eterno gol de Andrés Iniesta en Sudáfrica, y ya en el 2012 una nueva Eurocopa ante Italia que convertía a España en la única selección capaz de conquistar la 'triple corona' -Eurocopa, Mundial y Eurocopa- de manera consecutiva.