Publicado 25/02/2021 21:10CET

El Granada hace historia en Nápoles y el Villarreal también accede a octavos

Granada y Villarreal, en octavos de la Europa League
Granada y Villarreal, en octavos de la Europa League - ALESSANDRO GAROFALO/LAPRESSE/M.J. SEGOVIA/AFP7

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Granada se clasificó este jueves por primera vez en su historia para los octavos de final de la Europa League después de eliminar a uno de los grandes favoritos al título, el Nápoles italiano, pese a caer por la mínima (2-1), mientras que el Villarreal también consiguió el billete para la siguiente ronda tras derrotar en casa al Salzburgo (2-1).

En el estadio Diego Armando Maradona, el Granada escribió el capítulo más brillante de su historia en su primera participación europea. El equipo nazarí sufrió al comienzo, tuvo temple, logró empatar, y construyó una montaña casi inacessible para los celestes, que se quedaron sin recursos ante el oficio de su oponente.

La tarde empezó torcida para los pupilos de Diego Martínez con un gol de Zielinski tras robo de Bakayoko, que puso en alerta al Granada. El 1-0 a los tres minutos hizo reaccionar a los españoles, que pronto buscaron el empate en una acción de Puertas que fue anulada por fuera de juego. Rondando la media hora llegó el gran tesoro de los rojiblancos.

Montoro marcó un auténtico golazo tras rematar con la cabeza un centro magnífico de Foulquier que dejó sin reacción a los de Gattusso. El tanto enloqueció el partido y fue entonces cuando Rui Silva se erigió en protagonista con varias paradas de mucho mérito. Una de ellas fue en una falta de Insigne donde tuvo que volar para impedir el segundo de los italianos.

Di Lorenzo también estuvo cerca del gol pero el portero del Granada se hizo grande y evitó más sustos. Ya en la segunda mitad, el Nápoles se volcó sobre la meta visitante, primero con un mano a mano de Ghoulan -también paró Silva- y después con el 2-1 en botas de Fabián Ruiz. El ex del Betis definió a la perfección tras recibir de Insigne.

El Granada apretó los dientes y buscó salir al contraataque para comprometer a su rival, logrando el objetivo pese a las advertencias napolitanas. Soldado, de refresco, y Jorge Molina dieron aire en los metros finales y el Nápoles fue incapaz de meter mano al equipo andaluz. Es más, Kenedy pudo haber marcado de gol olímpico en la recta final.

No hubo más goles y la derrota (2-1) fue la más dulce de la historia del Granada, cuyo tesoro de la ida (2-0) le ha servido para estar este viernes en el sorteo de los octavos de final de la Europa League. En esta misma ronda también estará un Villarreal que arrancó sufriendo pero supo reconducir a tiempo.

MORENO LLEVA AL VILLARREAL A OCTAVOS

Los de Unai Emery se encontraron pronto con un error de Gerónimo Rulli que condenó el desarrollo inicial del encuentro. Un mal pase del portero argentino entregó el cuero a Patson Daka, que brindó en bandeja el gol a Mergim Berisha. El 0-1 despertó al 'Submarino Amarillo', que comenzó a tomar las riendas en el centro del campo tras recibir el primer varapalo.

El conjunto castellonense, que tenía un 0-2 del choque de ida, tampoco podía confiarse ni darle la opción a los austríacos de estar tan cerca de la prórroga. Por eso, en una de sus múltiples llegadas logró el empate con una jugada colectiva magnífica que culminó Gerard Moreno con un recorte y un tiro preciso. El gol dio pausa al choque.

Y en la segunda parte, el Villarreal salió airoso de un penalti de Capoue señalado por el árbitro tras tocarla con la mano. El colegiado decidió cambiar de opinión al ver que la pelota venía rebotada del césped y el toque resultó involuntario. Los de casa respiraron y Gerard Moreno, para completar un doblete y el pase, dio la tranquilidad desde los once metros a un minuto para el 90.