Publicado 18/03/2021 22:49CET

El Granada sigue haciendo historia y el Villarreal cumple con creces

Granada y Villarreal, en cuartos de la Liga Europa
Granada y Villarreal, en cuartos de la Liga Europa - AFP7/EP

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Granada consiguió este jueves clasificarse para los cuartos de final de la Europa League pese a la derrota con el Molde noruego (2-1) haciendo bueno el resultado del partido de ida (2-0); y el Villarreal también estará en dicha ronda después de cumplir los pronósticos ante el Dinamo de Kiev, al que volvió a vencer 2-0.

En el Puskas Arena, escenario del Molde por la pandemia, el conjunto de Diego Martínez firmó un nuevo capítulo brillante en su primera participación europea. Después de 'cargarse' al Nápoles en dieciseisavos, el cuadro nazarí dio un paso más llamando a los cuartos en el 'Viejo Continente', una clasificación con mucho mérito que le permitirá alargar sus sueños.

El buen botín logrado en el Nuevo Los Cármenes ayudó a que el Granada afrontase el partido con orden, con un oficio que no le corresponde y con la seriedad necesaria para hacer correr el reloj sin ver peligrar la eliminatoria. Robert Kenedy fue el más activo y apenas tardó dos minutos en generar la primera ocasión para los andaluces.

El atacante brasileño, con ganas de celebrar su reciente paternidad, buscó el gol con ahínco pero se le resistió hasta en dos ocasiones más durante el primer tiempo. A la media hora, casi sin buscarlo, el Molde se puso por delante y trastocó todos los planes. Un centro de Eirik Ulland Andersen terminó en los pies de Vallejo, que marcó en su propia portería.

El Granada cogió aire en la segunda mitad, aunque no le duró mucho la tranquilidad al equipo rojiblanco porque pronto comenzó a sufrir las contras del Molde. Fofana tuvo la más clara a los 60 minutos, pero los locales no supieron dar con la tecla en su mejor momento. Dejaron pasar un tren al que sí se subió Roberto Soldado rozando el '73.

El veterano ariete del Granada metió la cabeza a un centro buenísimo de Yangel Herrera y el giro de su cuello fue exquisito para superar al meta noruego. Un gol histórico que rompió los esquemas del equipo de Erling Moe poniendo el pase en la punta de los dedos.

El Molde todavía lo intentó y se encontró un gol de penalti en un derribo de Eteki. El 2-1, obra de Hestad, no cambió nada, la derrota no empaña una clasificación histórica que pudo haber acabado con un empate si el larguero no le hubiera negado el gol a Kenedy en el último suspiro. En cualquier caso, la hazaña ya estaba hecha. El Granada estará en cuartos.

EL VILLARREAL, SIN SORPRESAS.

Por su parte, en el estadio de la Cerámica no hubo sorpresas tras el 0-2 obtenido por los castellonenses en el duelo de ida ante el Dinamo de Kiev, que nunca dio la sensación de poder rebatir el pase. Los de Unai Emery salieron a por todas y certificaron su cuarta clasificación para los cuartos de la Liga Europa tras ganar 2-0.

El 'submarino amarillo' comenzó con mucha fuerza y pronto consiguió el gol que hundió a su rival, a los 13 minutos. Un centro magnífico de Samu Chukwueze fue picado por Gerard Moreno para convertirlo en imposible para el portero de los ucranios. El gol dio alas a los españoles, que encontraron el segundo y definitivo a diez minutos del descanso.

El internacional Gerard Moreno volvió a ser el artífice, su cuarto tanto en Europa y el decimoséptimo de la temporada. Parejo fue su socio en una jugada que definió a la perfección con un golpeo letal. El partido era todo para el Villarreal, que no cejó en su empeño de ampliar el marcador con muy buenas combinaciones.

Bacca tuvo la más clara antes de alcanzar la segunda parte, pero la echó al lateral de la red, y en la segunda mitad, con menos revoluciones, ni unos ni otros pudieron alterar el marcador. De esta forma, el Villarreal cerró un triunfo muy meritorio que le da licencia para seguir ilusionándose con la Liga Europa.